Tras 16 años de trabajos, 11 de ellos prácticamente de parálisis, la ronda Norte de Córdoba ha abierto por el fin al tráfico. Lo ha hecho, eso sí, en un tramo de 2,4 kilómetros que es el que ha ejecutado el Ayuntamiento, a través de Urbanismo, el que va de Fuente de la Salud a Madres Escolapias. Acabarlo le ha costado al Ayuntamiento 6,7 millones -sufragados con un aval de 12 millones-, que se suman al dinero invertido, antes de que la obra quedara parada en el 2008, por la junta de compensación de Mirabueno -la que tenía que haber ejecutado esta vía-, que aseguró en su momento que de un presupuesto inicial de 21 millones se había pasado a 28. Ahora, esta vía de respiro de tráfico de la zona norte de la ciudad se mantiene a la espera de que la Junta de Andalucía complete su trazado entre Fuente de la Salud y la ronda de Poniente, que es la parte que falta para cerrar el anillo viario de la ciudad.

En el acto de inauguración, el alcalde, José María Bellido, ha recordado que esta gran ronda culmina tras 16 años de trabajo que comenzaron con la expansión de la ciudad hacia Mirabueno, un barrio "ya integrado" y en cuyo diseño ya se hablaba de esta carretera. Con esta inauguración, ha dicho el alcalde, "Córdoba da pasos adelante para culminar los 19 kilómetros de anillo viario municipal", del que se ha ejecutado un 85% y solo resta un 15%.

"Solo quedan pendientes los tramos de la Junta", ha indicado Bellido, que también ha recordado que esa parte que compete al Gobierno autonómico es la más complicada técnicamente, porque atraviesa la zona más urbana, la más habitada. En cualquier caso, el alcalde ha anunciado que durante la última semana de este mes hay planteada una reunión con la Junta para abordar el asunto.

El anillo viario de Córdoba. RAMÓN AZAÑÓN

El regidor ha valorado que ahora los distritos Levante, Norte y Sierra tienen una vía de "alta capacidad" que supondrá que los vecinos "no tengan que sufrir ruidos o contaminación" y que les permitirá, además, mucha más movilidad. El modelo de la ronda Norte, ha agregado, "se aleja del de una autovía" acercándose más "a una gran avenida" con "grandes carriles" donde además se integran pasos peatonales y ciclistas.

Bellido ha comparado la ronda Norte con otras grandes avenidas de la ciudad como las de La Victoria, Vallellano o el Vial Norte y, además, ha recordado esa integración con el ciudadano que supondrá que no se puedan alcanzar altas velocidades (será de entre 60 y 80 kilómetros por hora) y que se adecúe con zonas verdes.

Y es que hay un proyecto paralelo a la ronda Norte, para el que ya se han reservado 120.000 euros que consistirá en la plantación de árboles en los laterales con el objetivo de crear un gran corredor verde que conecte los parques de la Asomadilla y de Levante y que, además, sirva de pantalla acústica.

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, en la inauguración de la Ronda Norte de Córdoba

El alcalde ha destacado, por último, el trabajo de las distintas empresas que han tenido que ver en la obra, señalando los aportes de la constructora, de Emacsa (se ha creado paralelamente una arteria de abastecimiento así como un desvío de aguas pluviales hacia el arroyo Pedroche), de Endesa (que ha desviado las líneas eléctricas de alta tensión con un conducto subterráneo) o Aucorsa (que aconsejó mayor anchura en el vial de incorporación para que los autobuses no tuvieran problemas de espacio).

"Acontecimiento histórico"

Por su parte, el presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), Salvador Fuentes, que ha agradecido el trabajo a los gobiernos anteriores, especialmente al de Isabel Ambrosio, en el que salieron a concurso las obras, ha calificado la inauguración como un "acontecimiento histórico". Fuentes, que ha sido interrumpido en parte su discurso por una vecina espontánea que ha pedido semáforos en toda la zona, ha recordado, además, las aportaciones que al proyecto han efectuado Emacsa, la Junta, Cosmos, la CHG, el Club Mirabueno o Emacasa.

El objetivo de la ronda Norte, ha dicho Fuentes, es que sea "una gran avenida amable" y no "otra grieta en la ciudad" ni un "corredor de alta velocidad". De ahí que la ronda lleve semáforos, pasos de peatones, limitaciones de velocidad o los señalados senderos peatonales y ciclistas.

Varias personas pasean por el tramo municipal de la ronda Norte. CHENCHO MARTÍNEZ

Infraestructuras complementarias

Por su parte, el ingeniero de la GMU Rafael Ruiz ha explicado algunas de las claves del proyecto, así como las infraestructuras complementarias que se han efectuado. Ruiz ha hablado de la iluminación LED que lleva la ronda, de las capas de asfalto y su calidad, que permitirá que la vía "dure muchos años" o de los drenajes que permiten disponer de una arteria que renueva la llegada de agua hasta Levante y Rabanales. También existe una tubería de 2.000 milímetros de recogida de aguas pluviales que deriva en el arroyo Pedroche, que ya funciona.