El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha reconocido que en los centros cívicos de la ciudad existe una situación que "hay que mejorar", pero ha asegurado que dicha situación "no deriva de una falta de interés o de gestión" por parte del gobierno municipal, ni obedece a un desmantelamiento de la participación ciudadana.

La razón, ha apuntado Bellido, es que la tasa de reposición en la administración pública "está restringida" y "si se jubila alguien o se aspira a otro puesto dentro de la casa no se pueden cubrir las vacantes". Según ha detallado el alcalde, la mayoría de puestos sin cubrir actualmente en los centros cívicos tienen que ver, más que con jubilaciones, con concursos oposiciones para ocupar otro puesto dentro del Ayuntamiento.

En cualquier caso, Bellido ha informado de que se está tratando ya con los sindicatos la ampliación de ordenanzas en estos espacios ciudadanos para que "al menos podamos abrir en horario completo". También se está hablando con la federación de asociaciones vecinales Al-Zahara y con el Consejo del Movimiento Ciudadano (CMC) para buscar esa solución, que podría pasar por contratar a una empresa externa.

En este sentido, el regidor ha dicho que espera que la oposición "respete" este movimiento para contratar a empresas privadas que, al menos, abran o cierren los centros. Lo que sí tardará más, ha reconocido, es la cobertura de los puestos técnicos, a los que hay que acceder sí o sí por concurso.

Con todo ello, el alcalde ha asegurado que el actual gobierno municipal "no solo respeta la participación ciudadana, sino que buscamos su colaboración" y ha recordado que "ya lo demostramos en pandemia" cuando se pusieron de acuerdo, por ejemplo, vecinos, Hostecor y Ayuntamiento para ampliar los veladores sin que surgieran problemas como sí ocurrió en otras ciudades.

Bellido ha asegurado, además, que está seguro de que al final del actual mandato los centros cívicos estarán en una mejor situación que cuando él llegó a la Alcaldía.