El comité territorial de alerta de salud pública de alto impacto de Córdoba se ha reunido este miércoles para analizar la situación epidemiológica de la provincia por la pandemia de coronavirus y ha decidido mantener a toda la provincia en el nivel 2 de alerta, tal y como se encontraba desde hace dos semanas.

En base a esta decisión, toda la provincia de Córdoba permanecerá por segunda semana consecutiva en nivel de alerta 2, una medida que afecta principalmente a los aforos autorizados en los establecimientos públicos, de hostelería y ocio, como se puede ver en el gráfico adjunto.

El pasado martes la Junta decidió aplazar al 15 de junio la posibilidad de iniciar la segunda fase de la desescalada, y no hacerlo desde el 1 de junio, ante la subida de contagios que se ha venido apreciando en los últimos días en la comunidad andaluza y también en Córdoba.

El único pueblo de la provincia de Córdoba que supera a día de hoy la tasa de 1.000 casos por cien mil habitantes, Belmez, con un promedio de 1.540,6 contagios, no se va a ver afectado por el cierre perimetral, según ha determinado el comité territorial. En función de los parámetros fijados por la Junta de Andalucía para la actual fase de desescalada, solo se aplica el confinamiento cuando la población supera la tasa 1.000, pero tiene más de 5.000 habitantes, por lo que el segundo criterio no lo cumple Belmez.

La tasa de incidencia acumulada de la provincia se sitúa actualmente en 148 casos por cien mil habitantes, 27 puntos por encima de lo que había hace una semana, pero hay 22 localidades cordobesas con contagio cero.