Rosa Tous ha pasado esta semana por Córdoba, la ciudad de la joyería en España. Así lo reconoce esta empresaria, integrante de una de las familias de joyeros más famosas del mundo. Con ella repasamos la situación del sector tras la crisis del covid y la relación que une a Tous con Córdoba, tanto en sus luces como en sus sombras.

¿Cuál es la situación actual del sector de la joyería en España?

El coronavirus ha afectado, como a muchos sectores, aunque esta crisis ha traído importantes oportunidades también para otros. Uno de los aspectos que ha venido a quedarse ha sido la digitalización. Los que estábamos ya preparados hemos podido, realmente, avanzar y seguir conectados con nuestro cliente. Luego, habrá negocios pequeños de joyería que no estaban tan digitalizados y habrán tenido un poco más de dificultad. Por otro lado, la joyería es algo que está tan asociado a la cultura de las personas, vinculado a momentos de ilusión, que, a pesar de estar en una situación de crisis de salud y de existir casos muy dramáticos, nos hemos dado cuenta de que se han seguido celebrando cosas, la gente ha contado con esa joya para cada ocasión. Una vez hemos podido reabrir muchos de nuestros puntos de venta, eso se ha visto, ha habido clientes que han venido, que han querido conectar. Además, como nos hemos digitalizado tanto le hemos dado a nuestros clientes servicios que a lo mejor antes no teníamos, como el pago a través de un link, la atención personalizada por una red de mensajería móvil o vídeos de nuestras tiendas para el e-commerce. Ha venido muchísimo de eso para quedarse.

¿Hacia dónde camina el sector ahora? ¿Son la innovación y la digitalización las grandes claves?

Sí. Tenemos que mejorar muchos aspectos todavía, pero tenemos muchas herramientas a nuestro alrededor que nos pueden ayudar a tener una relación con el cliente mucho mejor, dar mejor servicio, personalizar las compras. Además, hay otra parte muy importante que formará parte del futuro y es la sostenibilidad. No solo ser éticos y honestos trabajando, sino ser más transparentes, dar muchísima más información. Y es que los consumidores del futuro, que son los jóvenes y los niños de hoy en día, querrán saber muchísimo más, querrán comprar a empresas que se preocupen por el planeta, por hacer las cosas bien, como trabajar con material reciclado, por ejemplo. Este tipo de acciones serán una parte muy importante y el sector se tiene que concienciar de que es así. Yo estoy como vicepresidenta segunda del Colegio Oficial de Joyeros, Relojeros, Plateros y Gemólogos de Cataluña y estamos trabajando en ver qué se valora más. Queremos dar una lista de acciones, de organizaciones, para ver cómo usar metal reciclado, quién lo suministra, cuáles son las certificaciones necesarias... Todo esto, en lo que quizá estamos siendo pioneros, vendrá para asegurar el sector de la joyería.

«Córdoba fue la ciudad a la que más tarde vinimos por la tradición joyera que se respira»

¿Se aplica ya en Tous ese principio de sostenibilidad?

Sí, hemos lanzado este año una colección pequeña para empezar a testear, con una empresa de Córdoba que tiene trazabilidad en toda su cadena. A través de un código QR, tú puedes saber que es metal reciclado, de qué mina provienen los diamantes y que además se ha fabricado en un lugar concreto, en este caso en Córdoba.

Entrevista a Rosa Tous, vicepresidenta corporativa de Tous Francisco González

Hablando de Córdoba, es el principal núcleo productor en España, ¿qué relaciones mantienen aquí?

Nuestra relación con Córdoba empieza hace más de 20 años, veníamos a las ferias y trabajábamos con diferentes fabricantes que nos hacían algunas de nuestras piezas. En los años 90, que teníamos unas diez tiendas, ya necesitábamos poder producir, no solo a mano, sino tener talleres, y ahí empezamos a trabajar en Córdoba. Desde hace unos años, Rafael Ruiz [presidente del Parque Joyero] nos da el servicio de posventa de todas las tiendas de Andalucía y parte de Levante. Nosotros tenemos mucha obsesión con el servicio técnico posventa, la relación con el cliente no es solo cuando vendes la joya, sino que viene después. La joya te puede venir grande, se le rompe el cierre, quieres grabar una cosa... para esto tenemos el taller en Córdoba. En Andalucía tenemos muchas tiendas, tres en Córdoba, y eso que fue la ciudad a la que más tarde vinimos precisamente por la tradición joyera que hay en Córdoba. Pensábamos: «¿Qué vamos a hacer nosotros allí si allí la joyería se respira?». Pero al final nos pusimos valientes.

¿Qué le parece la integración alcanzada en el Parque Joyero?

Fue una idea grandiosa dada esa tradición joyera tan importante. Dar cabida en un espacio a servicios unificados nos pareció maravilloso. Sigo emocionada cada vez que voy. Sí es verdad que, quizá, hace falta una estrategia más sólida para darle mucha más fuerza a lo que debería haber sido y ahora además hay una dificultad añadida, sobre todo para pequeños fabricantes. Se trata de recuperar todo este tiempo, digitalizarse más, seguir trabajando en hacer cosas que están muy vinculadas a las emociones.

«Si tuvimos problemas en Córdoba es porque hubo imitaciones y falsificaciones»

También tienen relación con la Escuela de Joyería, ¿cómo va su proyecto en el ámbito formativo?

Es un proyecto que a mí me hace muchísima ilusión. La pusimos en marcha en el 2018 con un objetivo muy claro, que era trabajar a través de las escuelas de joyería que ya existían para poner en valor la capacitación y el oficio. Lo que hacemos en Tous es enseñar restauración, es una buena mezcla. En las primeras ediciones el objetivo era tener a dos o tres estudiantes de cada escuela y venían al taller de Manresa y pasaban un periodo de prácticas. Vino la pandemia y el año pasado no hubo edición, pero este año sí hemos puesto en marcha la tercera y estamos trabajando con un formato online. Esto nos da la oportunidad de abrir más el abanico y poder trabajar con más estudiantes. Gracias a este proyecto, hemos podido poner en contacto a las mejores escuelas de joyería de España, además de otras dos en México y una en Portugal. Nunca habían estados juntas antes.

¿Se han superado los problemas que hubo con algunos joyeros de Córdoba?

Además de mi trabajo en Tous, soy presidenta de la Asociación para la Protección de la Marca (Andema). Este cargo lo acepté por la importancia que le doy a la protección de la marca y la propiedad intelectual e industrial. Siempre vamos a luchar contra eso, es nuestra obligación. Tenemos un equipo que trabaja en crear ideas y diseños y unos clientes cuya principal función es enamorarse de esas ideas. Tenemos que poder proteger a esos clientes y darles la seguridad absoluta de que lo que compran es genuino. Si hemos tenido problemas en Córdoba, pero también en otras partes, ha sido por eso, porque ha habido falsificaciones, imitaciones y habrá que luchar. Tenemos mala relación en ese sentido, pero quienes lo hacen lo saben. Si haces algo que no está bien, tienes que atenerte a las consecuencias. Pero en Córdoba tenemos muy buena relación en general, con la escuela y con el Parque Joyero. Nuestro mayor interés es que no haya eso, la mayor preocupación es protegernos de eso y así va a ser siempre.