Cerca de 6.000 empresas cordobesas del sector del comercio, la hostelería y la artesanía han solicitado las ayudas de 3.000 euros que puso en marcha la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta de Andalucía para hacer frente a la crisis del coronavirus. Según informó ayer la Junta, del total de 53.796 solicitudes de pymes andaluzas, 5.903 vienen de la provincia de Córdoba, 3.528 de ellas relacionadas con el comercio y la artesanía y 2.375 del sector hostelero.

El plazo se abrió el pasado 7 de abril y se cerró el 6 de mayo y la previsión de la Junta es comenzar a abonar este mismo mes de mayo los incentivos a medida que se vayan resolviendo, recordando además que el pago será del 100% de la cuantía.

Estas ayudas, financiadas con fondos Feder, incorporan además una serie de medidas que tienen el objetivo de tramitarlas y entregarlas en un tiempo récord. Para ello, a los interesados tan solo se les ha exigido rellenar el formulario y presentarlo telemáticamente, de forma que para la acreditación de los requisitos que exige la normativa europea en la gestión de sus fondos se está utilizando por primera vez la tecnología RPA (siglas en inglés de Robotic Process Automation) mediante el cruce de bases de datos.

Liquidez

Las subvenciones tienen como finalidad dotar de liquidez a las pequeñas empresas y se destinarán a compensar los gastos realizados en el periodo comprendido entre el 14 de marzo de 2020 y el 14 de marzo de este año para adquirir materias primas y existencias, abonar alquileres, suministros (agua, electricidad, telefonía y gas) y gastos de personal.

Estas ayudas directas también se podrán emplear para pagar los servicios de limpieza, seguros, seguridad, mantenimiento y reparación de vehículos relacionados con la actividad o para sufragar medidas protectoras y equipamiento necesario para hacer frente a la covid-19 (mamparas, equipos de protección o test), entre otros conceptos.

Entre los requisitos que tienen que cumplir las empresas seleccionadas se encuentran estar constituido como pyme, es decir, una plantilla inferior a los 250 trabajadores y una facturación no superior a los 50 millones o bien un balance inferior a 43 millones, además de pertenecer al comercio, restauración o estar inscritas en el Registro de Artesanos de Andalucía. Entre otras condiciones exigidas, se encuentran la de contar con el domicilio fiscal en Andalucía, desarrollar la actividad con anterioridad al 14 de marzo del 2020 y mantenerla vigente hasta que se presente la solicitud. Asimismo, estas pymes tendrán que acreditar una caída de ventas o ingresos motivada por la pandemia de al menos un 20% en el 2020 respecto al 2019 y demostrar que no se encontraban en situación de crisis a 31 de diciembre del 2019.

Financiación

Estas subvenciones suman 132,4 millones para toda Andalucía, de los que al comercio minorista y al sector de la artesanía se les asigna una cuantía de 79,2 millones, mientras que la hostelería andaluza, concretamente los establecimientos de restauración, cuenta con un presupuesto de 53,2 millones. En las dos modalidades se concederán 3.000 euros por solicitud en régimen de concurrencia no competitiva, es decir por orden de presentación de la solicitud hasta el agotamiento del crédito asignado.

Otras subvenciones frente al covid

La Junta de Andalucía tiene activas otra serie de ayudas dedicadas al tejido empresarial de la comunidad autónoma con plazos que vencen en los próximos días y que han sido ampliados para dar cabida a más solicitudes. La línea que cuenta con una cuantía más destacada es la de Mantenimiento del Empleo Asalariado en Empresas Afectadas por un ERTE tras la Declaración del Estado de Alarma, que tiene 270 millones de euros a repartir entre empresas que tengan hasta 20 trabajadores de media. La Junta ha ampliado el plazo para pedir esta subvención hasta el 19 de mayo y la cuantía a recibir varía en función del número de empleados y su tiempo real de trabajo.

La otra línea más destacada es la de subvenciones para los sectores de los establecimientos hoteleros, de los establecimientos de apartamentos turísticos, de los campamentos de turismo y de los complejos turísticos rurales, que cuenta con 72,8 millones. Esta ayuda se puede solicitar desde este mismo 7 de mayo y será de 200 euros por plaza en hoteles, 80 en apartamentos, 3.000 euros fijos de cuantía fija para complejos turísticos y para los camping variará según el número de trabajadores. Tanto para plazas como para trabajadores se tendrá en cuenta la cantidad a 13 de marzo del 2020.

También con el turismo están relacionadas las ayudas para el sector turístico (empresas organizadoras de actividades de turismo activo, casas rurales y guías de turismo), que cuentan con 32,5 millones. Se pueden pedir hasta el 21 de mayo (plazo también ampliado) y se dividen en varias líneas. Para las empresas de turismo activo hay 3,7 millones y una ayuda tipo de 3.000; para el mantenimiento de la actividad de casas rurales hay 9,9 millones y una ayuda tipo de 3.000; para el mantenimiento de la actividad de los guías turísticos hay 13,65 millones y una ayuda tipo de 3.000 y para las agencias de viajes se destinan 5,2 millones de euros y supone el pago de 3.000 euros por agencia.

El Imdeec pone en carga medio millón, Empleo resuelve y el Gobierno se prepara

  • Las ayudas directas de las administraciones para hacer frente a la crisis del coronavirus no han sido pocas. Mientras se está a la espera de que el Gobierno transfiera a las autonomías 7.000 millones de euros para ayudas directas (hay que firmar convenio con cada gobierno autonómico, después publicarse en el BOE y tras esto pasar diez días de máximo para la transferencia), el resto de administraciones también trabajan en ello.
  • El Imdeec ha anunciado la puesta en carga de medio millón de euros para autónomos y pymes de la ciudad con el objetivo de que se sumen 2,5 millones más de los remanentes. Ya se han repartido 4,5 millones en subvenciones de entre 600 y 3.000 euros.
  • Por su parte, la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo puso en marcha al principio de la pandemia una serie de subvenciones encaminadas a paliar los primeros efectos de la crisis. Por ejemplo, se dio una ayuda de 300 euros a 3.689 empresarios cordobeses; otros 1.386 recibieron la ayuda al alquiler (aquí la cuantía iba de los 1.200 a los 4.000 euros) y hubo subvenciones de 1.000 euros de las que se beneficiaron 7.345 empresarios cordobeses (estas últimas están pendientes de volver a convocarse y se dotarán de 88,6 millones de euros).
  • También durante el año pasado se puso en marcha la iniciativa AIRE (Activación, Impulso y Recuperación del Empleo), destinada a reactivar el empleo y a beneficiar a la población desempleada andaluza con objeto de paliar los efectos ocasionados por la crisis sanitaria. La Junta ha inyectado casi 13,2 millones de euros a los ayuntamientos cordobeses que están contratando a personas desempleadas de sus municipios para trabajar en proyectos diseñados por los propios consistorios. Esta medida esta permitiendo la contratación (temporal, de entre seis y ocho meses, y a jornada completa) de 1.069 desempleados cordobeses en los 74 municipios que se han presentado a esta iniciativa.