El grupo de trabajo contra las casas de apuestas( GT-CCA), ante la finalización, este jueves, de la moratoria para la concesión de licencias para la apertura de nuevos locales destinados a casas de apuestas, ha realizado una concentración en Capitulares, ante al Ayuntamiento de Córdoba, para denunciar la situación que se abre ante este hecho, así como para dar a conocer el incumplimiento de la moción aprobada por unanimidad en el pasado Pleno municipal de 21 de enero.

El portavoz de la plataforma, Miguel Ángel Aguilera, explicó a este periódico que después de año y medio de moratoria «en el que no se ha hecho nada por parte del Ayuntamiento, cerramos un ciclo y abrimos una campaña informativa y de recogida de firmas», tanto dirigidas al Consistorio como a la Junta y al Gobierno Central.

De forma simbólica, esta recogida de firmas se inició ayer, se leyó un manifiesto, «y la idea es llevarlas a todos los consejos de distrito y movimiento ciudadano, así como a colectivos, con el propósito de llegar al menos a 10.000», aseguró Aguilera.

En el manifiesto indican que «es el momento de que las diferentes instituciones adapten la normativa a la realidad social, económica y tecnológica de la actividad del juego de azar antes de que se convierta en una lacra sin retorno. Pedimos una serie de medidas, a nivel municipal, autonómico y estatal para atajar esta problemática. Entendemos que es necesario prohibir la publicidad de estos locales y frenar su expansión a través de las ordenanzas o las normas urbanísticas, también son importantes las medidas de prevención ante la ludopatía y, por último, planteamos una serie de propuestas a nivel fiscal para gravar la actividad de las casas de apuestas y del juego on line».

Reclaman al Ayuntamiento, "elaborar y presentar un estudio sobre localización y distribución de salas de juego en la ciudad de Córdoba. Intensificar la colaboración en el desarrollo de las tareas de inspección y control. Inclusión en Ordenanza de Publicidad de limitaciones relativas a la publicidad exterior de los locales de apuestas".

Igualmente, le piden "promover programas de sensibilización y prevención de la ludopatía, a través de la Delegación de Participación Ciudadana y de Salud y Consumo, en colaboración con las JMD y los Consejos de Distrito, con especial incidencia en aquellos distritos más afectados por el crecimiento de los locales de apuestas. Realizar campañas de publicidad institucional contra la ludopatía. Creación una mesa de trabajo y diálogo, con participación de todos los agentes sociales e institucionales implicados y/o que tengan relación con el trabajo en materia de formación, concienciación o de lucha contra la adicción al juego y su problemática en los barrios".

De otra parte, instan al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía a "limitar la apertura de las casas de apuestas físicas, mediante el establecimiento de un mínimo de 800 metros de separación o por núcleos de población".

Ampliación de la moratoria, en estudio

Por su parte, el presidente de Urbanismo, Salvador Fuentes, en relación a esta protesta, ha indicado que, tal y como avanzó este periódico, el organismo municipal está estudiando ampliar la suspensión de licencias un año más. Hay que recordar que desde mañana, día 7, ya no estará vigente la suspensión de permisos, por lo que, mientras no se prorrogue, Urbanismo se verá obligado a conceder las que le sean solicitadas. Fuentes asegura que su intención es llevar la propuesta de ampliar la moratoria al consejo rector de la semana que viene para que siga adelante mientras la Junta aprueba el decreto que prepara sobre esta materia.

Fuentes ha insistido que en las salas de juego "el foco" no solo está en el Ayuntamiento, sino en "el Parlamento y el Congreso de los Diputados" y "desde el Ayuntamiento hacemos lo que podemos y más". El presidente del organismo municipal garantiza que seguirá trabajando con la comisión creada dentro de Al-Zahara para abordar las demandas vecinales en relación a las casas de apuestas.