- La pandemia ha provocado un gran impacto en la hostelería cordobesa. ¿Qué importancia cree que tiene el sector para la economía y el empleo de Córdoba?

- Nadie duda a estas alturas de la gran importancia que tiene el sector de la hostería en Córdoba y del gran impacto que ha provocado tanto a la economía como al empleo. Para los que tenemos nuestros negocios en la Judería, pues mucho más. Desde el mes de marzo de 2020 no hemos podido levantar cabeza y ya hablamos de más de un año desde el decreto de estado de alarma. La mayoría de los negocios de hostelería que se encuentran ubicados en la zona de la Judería están cerrados y los pocos que están abiertos resisten a duras penas.

- ¿Qué medidas considera que se deben abordar desde las administraciones para afrontar la recuperación tras el impacto provocado por el covid-19?

- Lo primero es avanzar en la vacuna a la mayor velocidad posible para que vuelva el turismo nacional e internacional. Luego, es imprescindible que lleguen las ayudas que hasta la fecha no han llegado para que podamos volver a abrir nuestros negocios y recuperar el empleo que hemos perdido en este año. Han salido subvenciones del Ayuntamiento, de los ERTE y de la Junta de Andalucía, pero a día de hoy todavía no hemos recibido absolutamente nada.

- ¿Qué acciones cree que debe afrontar la actividad hostelera para impulsar el sector en los próximos años?

- Creo que todo lo que sea reinventarse y crear nuevas posibilidades está muy bien pero, sinceramente, hasta que no regrese el turismo, el futuro que tiene nuestro sector en la Judería es muy incierto. Personalmente pienso que después de los meses de verano comenzaremos a abrir los negocios y regresará de una manera gradual tanto el turismo nacional como el internacional.

- Si tuviera que ponerse en marcha una campaña de promoción del sector, ¿en qué debería incidir?

- Partiendo de la base de que los cordobeses no vienen a la Judería sería fundamental que nuestro Ayuntamiento hiciera alguna campaña enfocada a este aspecto. Una mayor apuesta por el turismo de cercanía y el mercado nacional, aprovechando que tenemos un centro histórico con una riqueza y diversidad de recursos inigualable. El sector turístico es uno de los más castigados por esta crisis y de los que más dificultades tendrá en su reactivación, ahora es el momento de trabajar para volver al crecimiento de un sector estratégico en nuestra ciudad.