El Centro de Recepción de Visitantes fue escenario este miércoles de la entrega de las 13 y 14 ediciones del Premio Internacional Julio Anguita Parrado, que otorga el Sindicato de Periodistas de Andalucía. En el 2020 recayó en la periodista catalana Ana Alba, fallecida meses después de ser galardonada, mientras que este año se ha concedido a la periodista riojana Ángeles Espinosa. La ceremonia estuvo presidida por el alcalde de Córdoba, José María Bellido, y Luis Medina, vicerrector de Cultura y Comunicación de la UCO. La madre y hermana de Ana Alba, freelance y reportera de medios como El Periódico, recogieron su premio, que no se pudo entregar el pasado año debido a la pandemia del covid-19, en un acto lleno de emoción. Por su parte, Espinosa, corresponsal de El País especializada en el mundo árabe e islámico, mostró su gratitud al recibir este galardón «por su prestigio, por quienes me han precedido, como Ana Alba y otros compañeros, y porque lo entregan los propios periodistas». «La profesión está en crisis, pero es necesaria porque es uno de los pilares de una sociedad democrática», prosiguió la periodista, que recordó la muerte de Julio Anguita Parrado, al que no conoció pero cuyo fallecimiento supuso «un golpe que me hizo poner los pies en el suelo porque te das cuenta de lo vulnerable que eres, aunque los corresponsales de guerra nos pongamos una capa de chicos duros».

El jurado valoró la «larga y fructífera trayectoria» de Espinosa «como un ejemplo de periodismo de gran calidad, realizado por una profesional muy rigurosa y analítica». También resaltó su papel como referente para las mujeres periodistas. Por su parte, el jurado destacó de Ana Alba su «rigor, seriedad, sensibilidad y compromiso, además de su responsabilidad, ética y empatía con el sufrimiento de las poblaciones más vulnerables». También subrayó que a lo largo de su trayectoria profesional, Alba mostró siempre «una gran generosidad con sus compañeros de profesión».