Los grupos municipales de PSOE, IU y Podemos han querido valorar el “esfuerzo y el trabajo” que han realizado junto a los representantes del comercio ambulante para que sus reivindicaciones hayan sido recogidas en el borrador de la nueva ordenanza que regula el sector, que ha estado paralizada desde junio de 2020, y en eso ha tenido mucho que ver la “falta de diálogo” del gobierno municipal y del alcalde con el colectivo.

La concejala del grupo municipal socialista Carmen Campos espera que el trato de este equipo de gobierno con el comercio ambulante cambie a partir de este momento, que se le dé el mismo trato que se tiene con otros sectores y que se sienten a dialogar con ellos. Gracias al trabajo de la Asociación de Comercio Ambulante, Antonio Torcuato, y a los grupos de la oposición se ha demostrado la utilidad de volver al diálogo y al consenso para alcanzar logros en la promoción del comercio ambulante en nuestra ciudad.

Desde IU destacan no solo el “trabajo incansable” de este colectivo, que forma parte de la idiosincrasia de Córdoba, sino también el “apoyo” que le han dado a los grupos municipales de la oposición para que sus demandas sean escuchadas y atendidas en esta nueva ordenanza de comercio ambulante.

En opinión del concejal de la formación morada Juan Alcántara "hay que agradecer al colectivo de comerciantes ambulantes su empeño y su tesón y también al resto de fuerzas políticas su trabajo, porque desde el principio creíamos que había que sentarse con el colectivo, no dejarlo de lado y al final, sólo así se han llegado a acuerdos de consenso por unanimidad". Ha tenido que ser vía enmiendas y, a través de diversas reuniones de la comisión de comercio ambulante, para que el equipo de gobierno y el delegado de Comercio se sentara con ellos y aceptara sus reivindicaciones, que son fundamentales para el futuro de una actividad económica que da empleo directo a unas 600 personas de nuestra ciudad, dicen los grupos de la oposición.

La oposición lamenta que la falta de diálogo sea una situación habitual en el Ayuntamiento: “No nos extraña en absoluto pues vivimos algo parecido en 2020, cuando el alcalde olvidó incluir al comercio ambulante en las ayudas directas del Ayuntamiento. Tuvo que ser de nuevo la oposición y los representantes del sector, que se manifestaron en varias ocasiones, los que le hicieran ver que este colectivo no es ni más ni menos que otros y que a ellos también les estaba afectando la pandemia puesto que en algunos casos sus pérdidas han llegado a ser del 80% con respecto a su facturación habitual”, dicen.

Por todo ello, desde la oposición piden al alcalde que “abandone” esta forma de gestionar y gobernar a golpe de bastón y que a partir de ahora cuente con la participación y la opinión de los colectivos sociales y económicos de la ciudad, pues solo así saldremos lo antes posible de esta crisis que afecta a decenas de colectivos y miles de personas de Córdoba.