Partido Popular y Partido Socialista, con 9 y 8 concejales en el Pleno de Córdoba, ultiman un acuerdo para aprobar los presupuestos del 2021, que incluyen una inversión de 28 millones de euros para impulsar la base logística que el Ejército va a implantar en Córdoba. Esta mañana se ha celebrado la tercera reunión entre representantes de estas dos formaciones que ya habían declarado su intención de alcanzar un acuerdo. En el encuentro de esta mañana, el tercero que se ha producido, se han reunido el delegado de Hacienda, Salvador Fuentes, y los concejales socialistas Manuel Torralbo y José Antonio Romero.

Al término de la reunión, tanto PP como PSOE han confirmado las buenas sensaciones en torno al encuentro, que esperan ultimar estos días de Semana Santa para que la semana próxima pueda celebrarse como está previsto la comisión de Hacienda y el pleno para la aprobación inicial del expediente. La portavoz socialista, Isabel Ambrosio, ha confirmado que se está trabajando a buen ritmo y que se reunirán tantas veces como sea necesario para alcanzar un acuerdo con el gobierno municipal, que permita al menos abstenerse y dar luz verde con sus votos a unas cuentas muy importantes para la ciudad por el momento “delicado” que atravesamos. “Las sensaciones son positivas”, ha declarado la líder del principal partido de la oposición que espere cerrar un acuerdo para la viabilidad del presupuesto del 2021 y el uso de los remanentes del 2020, después de que la semana pasada ya anunciara la posibilidad de que los socialistas se abstuviesen. Asimismo los socialistas quieren anudar este acuerdo no solo con el presupuesto en tanto que partidas, como con la ejecución del mismo y con mejoras que “no cuestan dinero” como la transparencia y la información sobre contratos menores que reclaman al gobierno local.

Los socialistas ya reclamaron la semana pasada algunas de las claves para un acuerdo con un incremento del gasto social, planes de empleo, partidas para la climatización de colegios públicos, inversiones ligadas a la construcción de aparcamientos en Lepanto o la plaza de Toros, mejoras en los mercados de abastos, apertura del polideportivo de Alcolea o cubrir el 100% de las plazas de la Oferta Pública de Empleo, entre otras.

El delegado de Hacienda, Salvador Fuentes, por su parte, ha confirmado esta buena sintonía y ha asegurado que todo apunta a que habrá acuerdo con el PSOE para los presupuestos a falta de concretar los detalles.

Reacción de Vox: “el gobierno local quiere vasallos no socios”

La portavoz de Vox, Paula Badanelli, por su parte, continúa con su negativa férrea a apoyar las cuentas de PP y Cs, a pesar de que hace unas semanas prácticamente había cerrado un acuerdo para dar su visto bueno a las mismas. En declaraciones a la prensa, Badanelli ha asegurado que este gobierno “no quiere socios” sino que “prefiere vasallos, porque están acostumbrados a sus socios con Cs”. Además, ha indicado que en Vox son “exigentes” y ha asegurado que han llegado al Ayuntamiento “a cambiar las cosas”, por lo que están “tranquilos” con lo que están haciendo. En este sentido, consideran que están respondido a las expectativas que tienen sus votantes.

Respecto a un posible acuerdo por parte de la bancada de la izquierda a los presupuestos, la portavoz de Voz ha dicho no sentirse extrañada por que, a su juicio, “estos presupuestos son los mismos presupuestos del 2019”, que confeccionaron PSOE e IU. “Esto demuestra que el PP engañó cuando dijo que venia a cambiar las cosas y que vive en una realidad paralela porque nadie puede pensar que las prioridades y problemas de Córdoba son los mismos que en 2021. Este presupuesto no soluciona nada viene a dar respuesta a los cordobeses”, ha rematado.

Por su parte, los grupos municipales de IU y Podemos, que el lunes consultaron de forma conjunta a su militancia, ha vuelto a convocar a sus afiliados el lunes próximo para perfilar y cifrar desde el punto de vista económico las enmiendas que presentarán al presupuesto.