El Partido Socialista recoge el guante lanzado por el gobierno local e intentará “un acuerdo de mínimos” para que con su abstención se ponga en carga lo antes posible el presupuesto municipal del 2021. La portavoz socialista, Isabel Ambrosio, ha explicado hoy de nuevo en rueda de prensa cuál va a ser la postura del grupo municipal al que representa, después eso sí de criticar la tardanza acumulada por el Partido Popular y por Ciudadanos en la tramitación del expediente y de asegurar que este no sería el presupuesto de los socialistas. También ha criticado que hasta esta semana los populares no hayan querido reunirse con los grupos de la izquierda y que solo cuando Vox les ha dicho que votarán en contra de las cuentas han mirado hacia su bancada. Pese a todo, Ambrosio ha dicho que en su grupo municipal están "dispuestos a arrimar el hombro y a tender la mano para facilitar la aprobación de las cuentas y evitar un desastre mayor”, ha asegurado Ambrosio que se ha referido a la base logística del Ejército, que tiene comprometidos 28 millones en estas cuentas, para pedir de nuevo que se reúna la comisión.

La portavoz del principal partido de la oposición ha asegurado que los socialistas tendrán una postura responsable con los cordobeses dando cobertura a las cuentas e informa de que presentarán enmiendas agrupadas en torno a 5 ejes: “No estamos pidiendo la luna. Son cosas lógicas, sensatas y serias”. Las propuestas del PSOE serán: pedir que la negociación sea corta; refuerzo de los servicios sociales con un incremento del 9% (están en el 7,75%); dar continuidad a mociones aprobadas en el Pleno (plan de climatización de los colegios o infraestructuras de la periferia); ayudas económicas para el mantenimiento del empleo (bono 10 de los comercios y ayudas comercio ambulante, entre otras), y refuerzo del personal y mejora de la gestión (cubrir al 100% de las vacantes de la oferta pública).