Pedro Pablo Castro Brancho, médico del servicio de Emergencias 061 de Córdoba, de 61 años de edad, ha fallecido la mañana de este domingo tras casi más de dos meses ingresado en la UCI del hospital Reina Sofía. La muerte de este facultativo, natural de la capital cordobesa, ha sido un mazazo para sus compañeros del servicio, que por redes sociales han comunicado sus condolencias y este domingo manifestaban tener "una guardia horrorosa". Es el quinto sanitario que fallece en Córdoba desde que comenzó la pandemia, tras los médicos Manuel Barragán y Joaquín Tortosa, la enfermera Fernanda (Nanda) Casado Salinas, y la celadora Antonia Juan Jiménez, de 59 años de edad, del servicio de Urgencias del hospital Infanta Margarita de Cabra.

El director provincial del 061, Antonio Mantero, ha lamentado mucho la pérdida de este compañero, que llevaba vinculado al 061 treinta años, desde 1990, y fue uno de los primeros profesionales que empezó en este proyecto. Mantero ha manifestado que Pedro Pablo Castro ingresó en la UCI del Reina Sofía el pasado 17 de enero y que cuando se contagió no se encontraba de servicio, pues llevaba de baja alrededor de un mes. El director provincial del 061 ha destacado del médico fallecido que "era un profesional excelente, que estaba siempre dispuesto a todo y además con un corazón enorme".

"Era un profesional excelente, que estaba siempre dispuesto a todo y además con un corazón enorme"

Antonio Mantero - Director provincial del 061

Otras reacciones

Rosa Marín, secretaria del Colegio de Médicos de Córdoba, compañera de la quinta promoción de Medicina de Pedro Pablo Castro y amiga suya, declaraba a este periódico el profundo dolor que han sentido por su muerte cuando "era una persona fuerte, sana, deportista, que estaba perfectamente" antes de contagiarse por la enfermedad. Cuenta que siempre ha trabajado en Emergencias Sanitarias, tanto desde las ambulancias como médico referente del centro coordinador. "Era muy agradable, querido y respetado por todo el mundo", asegura Rosa Marín.

"Cuando fallece un compañero debido a una enfermedad contraída durante su ejercicio profesional, desaparece un héroe"

Bernabé Galán - Presidente del Colegio de Médicos de Córdoba

El presidente del Colegio de Médicos de Córdoba, Bernabé Galán, ha manifestado por su parte que "cuando fallece un compañero debido a una enfermedad contraída durante su ejercicio profesional, desaparece un héroe. Es algo que la ciudadanía debería conocer mejor. Entonces comprendemos, porque nos toca de lleno y muy cerca, que todos los profesionales de la salud estamos expuestos y que nos puede tocar a cualquiera. Es también cuando recordamos que no estamos reconocidos por la administración en proporción correspondiente a la intensidad y a la exposición de nuestro trabajo. La solidaridad habitual entre nosotros se crece en estos momentos".

Galán añade que "tanto el Colegio de Médicos como la Fundación de Protección Social de la Organización Médica Colegial de España se vuelcan en estas circunstancias y los compañeros hacen sentir a los familiares que ellos están presentes para los que necesiten".

La misa funeral se celebrará este lunes, a las 10.00 horas, en la iglesia de la Compañía.