INVESTIGACIÓN JUDICIAL

El Consejo de Enfermería puntualiza una denuncia por un supuesto "viaje de placer" de sus dirigentes

El organismo presidido por el cordobés Pérez Raya asegura en un comunicado que la demanda se enmarca en luchas intestinas por el poder en el organismo y por la gestión de su antecesor

El Consejo de Enfermería puntualiza una denuncia por un supuesto "viaje de placer" de sus dirigentes

El Consejo de Enfermería puntualiza una denuncia por un supuesto "viaje de placer" de sus dirigentes

Ignacio Luque

Ignacio Luque

El Consejo General de la Enfermería (CGE), entidad presidida por el cordobés Florentino Pérez Raya, ha emitido un comunicado en relación a la investigación abierta en el Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid tras una denuncia por supuestos delitos de administración desleal, apropiación indebida y falsedad contra la cúpula del organismo. La demanda, desvelada por El País, tiene su origen en los movimientos realizados por el CGE para camuflar ante sus afiliados un viaje a Singapur, Camboya y Vietnam en el que participaron casi 40 personas bajo la excusa de participar con el congreso mundial de enfermería, celebrado en Singapur en junio del 2019, aunque al parecer, solo el secretario general del CGE acudió realmente a las jornadas del congreso. El resto de viajeros acudieron a la ceremonia de inauguración y desde el día siguiente disfrutaron de un viaje turístico de dos semanas, regresando a España el 11 de julio tras un viaje en el que se incluían hoteles de cuatro estrellas, comidas por valor de hasta 5.000 euros y un crucero por el río Saigón (Vietnam).

En su comunicado, el CGE manifiesta su voluntad de prestar «total colaboración con la Justicia, en el caso de que así se reclame, para aclarar los hechos que puedan ser objeto de investigación con absoluta transparencia, pues entendemos que no existe ninguna actuación ilegal» y enmarca la denuncia en una batalla por el poder en el organismo interpuesta por anteriores dirigentes, entre los que están el expresidente, Máximo González Jurado, y el gerente y hermano, Julio. En el comunicado, el CGE informa de que "la persona que ha presentado esta denuncia es Alfredo Escaja, que hace unos meses perdió las elecciones al Consejo Autonómico de Enfermería de Castilla y León tras más de 30 años en el cargo, realizando una gestión sin transparencia y repleta de dudas" y en alianza, según el CGE con los hermanos González Jurado. De fondo, según la nota informativa, está el proceso de investigación sobre su gestión durante más de 30 años que se "ha puesto en marcha contra estas tres personas. A este respecto, cabe informar de que ya se han interpuesto denuncias contra los hermanos González Jurado por delitos de apropiación indebida y administración desleal por cargar al Consejo General y a las entidades del grupo corporativo cuantiosos gastos personales y de todo tipo. En una de ellas, ya se ha dictado un auto judicial de transformación para la apertura del juicio oral. De ahí que no sorprenda toda esta actuación" a la actual cúpula del CGE.

Asimismo, el CGE asegura que el viaje, origen de la denuncia interpuesta y actual investigación por los tribunales "no corrió a cargo del presupuesto del Consejo General porque fue un viaje de incentivos pactado con las compañías de seguros con las que la organización colegial viene trabajando. Asimismo, aquellos asistentes que no podían beneficiarse de dichos incentivos costearon su viaje", prosigue la nota, que reafirma que Pérez Raya "quiere dejar constancia de que ya dio órdenes en su momento para que este tipo incentivos se destinen exclusivamente al desarrollo profesional de las enfermeras y enfermeros".

Asimismo, el comunicado asegura que el viaje en cuestión fue organizado, precisamente, "por Julio González Jurado y su hermano Máximo González Jurado, el primero en calidad de gerente y el segundo (expresidente) como asesor de asuntos internacionales del CGE, es decir, por los mismos denunciantes. Ellos decidieron los presupuestos, itinerarios, invitados y destinos… que ahora denuncian", de ahí que afirme que "por abusos de confianza como éste, y otras muchas más irregularidades graves detectadas, ambos fueron despedidos de sus funciones" del CGE.

Finalmente, el organismo que aglutina a los enfermeros españoles defiende que "los hechos relatados en la supuesta denuncia interpuesta por el señor Escaja y los hermanos González Jurado no son constitutivos de ilegalidad alguna y los dirigentes del Consejo General de Enfermería colaborarán plenamente con la Justicia para demostrarlo".

En la denuncia se asegura que el viaje fue abonado por el CGE y por varias de sus filiales, tuvo un coste de casi 400.000 euros.

Pérez Raya preside el CGE desde octubre del 2017 tras ser vicepresidente del mismo durante varios años, así como presidente del Consejo Andaluz de la Enfermería y del Colegio de Enfermería de Córdoba. El CGE es el máximo órgano de representación del gremio. Tiene un presupuesto de algo más de 20 millones que se nutre de las cuotas obligatorias que pagan los asociados, en torno a 235 euros al año, una cifra superior a la que abonan los médicos a sus colegios.