MEDALLA DE ANDALUCÍA

Pedro López, presidente del Círculo de la Amistad: «Para nosotros es un día muy feliz»

Pedro López, presidente del Círculo de la Amistad: «Para nosotros es un día muy feliz»

Pedro López, presidente del Círculo de la Amistad: «Para nosotros es un día muy feliz»

Pedro López Castillejo, presidente del Real Círculo de la Amistad de Córdoba, recibió la noticia de la concesión de la Medalla de Andalucía Medalla de Andalucía por una llamada del vicepresidente, Juan Marín, que «me dijo que conocía nuestra magnífica labor y apertura a Córdoba». Por ello, «para nosotros es un día muy feliz, un gran honor y una satisfacción inmensa por que se reconozca una labor de tantos años, en los que el Círculo siempre ha apostado fuerte por la cultura en Córdoba y ha estado abierto a la ciudad, poniendo a disposición de las instituciones, entidades y particulares todos nuestros espacios».

No en vano, el liceo artístico y literario cumple este año 167 años de existencia. La creación del Círculo de la Amistad se remonta al 31 de mayo de 1854, fruto de la iniciativa de 132 socios de lo más granado de la ciudad. Actualmente, cuenta con más de 2.500 miembros. Ocupa una superficie de 4.210 metros cuadrados y disfruta de un patrimonio constituido por su propio inmueble, una biblioteca de alrededor de 23.000 volúmenes y un valioso fondo pictórico con lienzos de Julio Romero de Torres, Carlos Ángel Díaz Huertas, José María Rodríguez de los Ríos Losada, José Fernández Alvarado, Fernando Zóbel, Ginés Liébana, Equipo 57, Manuel Rivera, Gerardo Rueda y Joan Miró, entre otros.

Pero López Castillejo quiso destacar también, en esta conmemoración del Día de Andalucía, la aportación de la institución cultural como anfitriona de importantes acontecimientos para el devenir de la autonomía andaluza. «Hace ya 88 años, entre los días 29 y 31 de enero de 1933, y en el Salón Liceo del Círculo de la Amistad, unos 300 representantes de lo que hoy denominaríamos sociedad civil andaluza, se reunieron en esta institución para debatir y aprobar el proyecto de bases del Estatuto de Autonomía. Aquí se dieron cita desde alcaldes y concejales, miembros de las diputaciones, académicos, representantes de colegios profesionales, diputados, y junto a ellos, como principal promotor del intento, estaba Blas Infante».