DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA CIUDAD

Podemos cree que el alcalde minusvalora y arropa casos "de corrupción flagrante"

La portavoz municipal Cristina Pedrajas afirma que la ciudad está igual que hace dos años y que el gobierno local tiene un proyecto basado en la privatización y el continuismo

Podemos cree que el alcalde minusvalora y arropa casos "de corrupción flagrante"

Podemos cree que el alcalde minusvalora y arropa casos "de corrupción flagrante"

Irina Marzo

Irina Marzo

La portavoz de Podemos, Cristina Pedrajas, considera que el gobierno local está estancado, carece de proyectos nuevos y ha seguido dos ejes de actuación basadas en las privatizaciones y el negacionismo del cambio climático. Además para la formación morada "minusvalorar" los casos de "corrupción flagrante" es un error que el alcalde, José María Bellido, está arropando. "Estamos asistiendo a una bochornosa actuación y en vez de haber sido cesados --ha dicho en referencia a Eva Timoteo y Manuel Torrejimenmo-- se les mantiene y están siendo encubiertos por el señor alcalde".

En el debate sobre el estado de la ciudad, Cristina Pedrajas le ha recordado al gobierno municipal que en Córdoba hay un 25% de personas desempleadas y muchas que están pasando dificultades por la crisis derivada de la pandemia. "La ciudad está igual que cuando entraron", afirma la edil de Podemos para denunciar el "continuismo" y la "inercia" a los que está sometido el equipo de gobierno, con numerosos proyectos "que siguen estando en pañales", como la climatización de los colegios, el Templo Romano, el Alcázar, el Cine Andalucía, o dar servicios básicos de las parcelaciones, entre otros. "Hay que tener claro un modelo de ciudad y todavía no hemos conseguido ver el suyo", ha dicho Pedrajas que, pese a reconocer la dificultad que ha traído pareja la crisis sanitaria, afirma que PP y Cs han dado "la sensación de estar perdidos en muchísimas ocasiones".

Podemos ha querido confrontar su modelo, basado dicen en la justicia social y el cuidado de medio ambiente, con el del gobierno municipal, al que acusan de ser "negacionista del medio ambiente" y de abandonar las políticas sociales en cuestiones como la vivienda, el empleo o los servicios sociales "que han puesto en manos del voluntariado". En un aspecto más político, Cristina Pedrajas acusa al equipo de gobierno de no escuchar a los partidos de izquierdas, pese a representar al 50% de la sociedad, y a estar sometidos a las exigencias de Vox.