AYUNTAMIENTO

El Siplb denuncia que la Policía Local llamó a trabajar a varios agentes so pena de abrirles expediente disciplinario

El sindicato critica que se alterara el cuadrante para cubrir los efectivos del turno de noche vacantes por casos de covid. La jefatura recuerda que es potestad de los mandos cambiar la organización

El Siplb denuncia que la Policía Local llamó a trabajar a varios agentes so pena de abrirles expediente disciplinario

El Siplb denuncia que la Policía Local llamó a trabajar a varios agentes so pena de abrirles expediente disciplinario

El sindicato de Policía Local mayoritario, Siplb, denuncia que ayer no había efectivos para cubrir el turno de noche, después de que un grupo de la unidad de coches patrulla se viera afectado en su totalidad por contagios de covid, y que la jefatura llamó a varios agentes para trabar so pena de abrirles expediente disciplinario. En un escrito que dirigen al delegado de Presidencia, Miguel Ángel Torrico, consideran "increíble" lo dispuesto por la jefatura de la Policía Local, que evidencia a la postre el problema de organización del trabajo policial en esta tercera ola de coronavirus, que desde el 1 de enero ha afectado, según el sindicato, a más de 40 agentes ya sea por positivos o por contacto directo. Para solucionar el problema de la falta de efectivos en el turno de noche, Siplb asegura que la jefatura no recurrió a llamar a otros policías por decreto, como se ha hecho en otras ocasiones, si no que se recurrió a avisar a cuatro agentes del turno de tarde para que pasaran a la noche.

Desde la jefatura de Policía Local indican que es potestad de los mandatos la organización del trabajo y que en estos momentos hay 5 positivos entre la Policía Local y otros tantos casos de personas en cuarentena por contagio directo. En este sentido remiten a una sentencia del juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 5 de Córdoba en la que se acuerda que los mandos tendrán disponibilidad para alterar el cuadrante "en situaciones imprevistas" en las que se den "circunstancias que no puedan verse cubiertas por el personal programado". Fuentes municipales indican que detrás de esta denuncia subyace el problema del llamado 0,3%, que tiene en litigio a los sindicatos policiales y al actual equipo de gobierno.

La tesis del sindicato

Por contra, desde el sindicato insisten en que "los cuadrantes no se pueden cambiar por una orden de un intendente, ya que es tema de negociación recogida en una ley y en un real decreto, además de en nuestro convenio" y que tampoco procedía los llamamientos ni por productividad ni por disponibilidad "ya que estos acuerdos firmados y plenamente en vigor descartan llamamientos para cubrir bajas". Ante la negativa de estos cuatro compañeros a que se les cambie el turno, dice el sindicato, "con el beneplácito de nuestro delegado se decide comunicarles a los afectados que de no aceptar el cambio de turno se les abrirá expediente disciplinario por desobediencia a una orden, que les traería graves consecuencias. y además no se les deja tomar el servicio programado por cuadrante en turno de tarde". Asimismo, el sindicato dice que por ese motivo "y con la mayor impotencia por lo injusto de lo descrito se ven obligados a venir de noches".

Desde Siplb no entienden por qué se actuó de ese modo y lamentan unas declaraciones que atribuyen al delegado sobre la negociación de cuadrantes, "un gesto de deferencia hacia los empleados públicos pero que no están sujetos a su obligado cumplimiento legal". "Es increíble que todo un delegado de Seguridad haga esas manifestaciones y que nos invite si lo creemos conveniente a emprender acciones legales". En este sentido, Siplb dice que recoge el guante, anuncian la interposición de una denuncia, y recuerdan a Torrico un apartado donde se recoge literalmente que es "objeto de negociación y de obligado cumplimiento entre otras materias las referidas a calendario laboral, horarios, jornada, vacaciones, permisos, movilidad funcional y geográfica, así como los criterios generales sobre la planificación estratégica de los recursos humanos, en aquellos aspectos que afecten a las condiciones de trabajo de los empleado públicos". "No nos vamos a quedar de brazos cruzados permitiendo que se vulneren los derechos de los empleados públicos, que no le quepa la menor duda", concluyen.