El equipo de redacción de Procono TV y el periodista gráfico Ladislao Rodríguez han sido galardonados en las dos modalidades del Premio Córdoba de Periodismo. Al Equipo de Redacción de Procono se le concede por los magacines diarios desarrollados en directo durante el confinamiento marcado por el estado de alarma y a Ladislao Rodríguez por su amplia y brillante trayectoria profesional iniciada hace 60 años.

Trece son los protagonistas del equipo de redacción de Procono participantes en los más de cien programas elaborados de marzo a junio. El jurado destaca en su fallo la notoriedad del trabajo desplegado "por los magacines informativos realizados a raíz del estado de alarma anunciado el 13 de marzo, adaptándose de forma inmediata a una situación insólita, y armonizando toda clase de recursos al servicio de la información al ciudadano con dos programas en directo, sumando cuatro horas de televisión a diario. Una labor difícil, resuelta de modo coral, con especial atención al ámbito de Córdoba, desde la sensibilidad y la pedagogía, resuelta siempre de forma precisa en un amplio espectro de declaraciones y reportajes que se iban incorporando conforme evolucionaba la pandemia".

El equipo se adaptó a una forma de trabajo nunca conocida por las limitaciones y el riesgo sanitario,

abriendo un amplio abanico de acciones en las que incluso participaron en directo los seguidores de estos

programas. Los periodistas y técnicos resaltan que durante estos meses en complicidad con los espectadores han reído, llorado, bailado, cocinado, han hecho deporte, han conocido las nuevas formas de trabajar y de vida de los cordobeses, encontrando la mejor recompensa en la fidelidad a los programas.

El galardón a la trayectoria profesional ha sido para Ladislao Rodríguez Galán Ladis, periodista gráfico

con un amplio recorrido profesional y que se inició hace 60 años con la publicación de su primera fotografía en la Hoja del Lunes de Córdoba que editaba la Asociación de la Prensa. Para el jurado se reconoce en la figura de Ladis "su amplio y brillante trabajo fotográfico desarrollado a lo largo de 60 años, en los que ha dado siempre testimonio del acontecer cotidiano de la capital y provincia, hasta hacer de su trabajo toda una historia gráfica de Córdoba, desplegada en toda clase de medios. Una labor que continua desarrollando en la actualidad con especial atención al mundo taurino". En definitiva, añade el jurado "un enamorado de la profesión que ha llevado su personalidad hasta el último rincón de Córdoba y al corazón de los cordobeses".