El Ayuntamiento de Córdoba ha cerrado al público la Casa de la Igualdad, después de haber recibido presuntas amenazas telefónicas relacionadas con la polémica campaña puesta en marcha y retirada ayer por la Delegación de Igualdad en torno al 25N, Día de la Eliminación de la Violencia de Género. Fuentes de Ciudadanos han informado a este periódico del cierre de estas instalaciones municipales, ubicadas en la calle Padre Cosme Muñoz (en la trasera de la Corredera), tras producirse "amenazas telefónicas por la campaña" en la que rezaba la frase "De mayor no quiero ser como mi padre".

La Delegación de Igualdad ha enviado a los trabajadores de la Casa de la Igualdad al teletrabajo o a otros centros cívicos municipales. De momento, informan las fuentes, no se ha presentado denuncia sobre estos hechos ante la Policía Nacional, pero se ha tomado la decisión de cerrar el edificio ante "el miedo" que explican han sufrido los trabajadores "por seguridad y por prevención".

La Casa de la Igualdad no abrirá sus puertas al público "hasta que no se calme la situación" desatada a raíz de una campaña que ha recibido criticas de los grupos municipales de la oposición PSOE, Vox --que ha pedido hoy la retirada de todos los actos del 25N-- e Izquierda Unida, y recibió el rechazo del PP, socio de gobierno de Cs. El propio alcalde, José María Bellido, se ha desmarcado de la campaña y pidió a la Delegación de Igualdad que la retirara. Por su parte, la concejala de Igualdad, Eva Timoteo, ya pidió ayer disculpas por la confusión generada por el mensaje de la campaña.