El grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Córdoba ha exigido al gobierno de José María Bellido que no abandone el proyecto de huertos urbanos iniciado durante el anterior mandato en Poniente Norte, una iniciativa que contribuye a adaptar la ciudad al cambio climático y que favorece además la cohesión social. Así lo señalan también desde el consejo de distrito Poniente Norte, que recuerda que fue “un trabajo participado” también por el Consejo del Movimiento Ciudadano que no puede tirarse ahora por la borda.

Desde el grupo municipal señalan que la iniciativa de huertos urbanos aúna dos conceptos de vital importancia hoy en día, como son la lucha contra la crisis medioambiental y el mantenimiento de las redes de comunidad. IU recuerda que el trabajo es "fruto de un proceso participativo desarrollado desde el inicio del anterior mandato, y siguiendo el cauce marcado anteriormente por un referente vecinal como Paco del Castillo", y que se empezó a trabajar en un proyecto piloto en Poniente Norte con el objetivo de extender esta iniciativa al resto de la ciudad, donde sobran espacios sin uso que podrían dedicarse a este fin.

El éxito de la iniciativa desarrollada en Poniente Norte, que se ubicó en una parcela de Miralbaida, se pone de manifiesto con la implicación de los vecinos, que son “los verdaderos protagonistas e impulsores del proyecto” y que a día de hoy “están dispuestos a cualquier cosa menos a que se pierda”, según ha trasladado a IU la presidenta del consejo de distrito Poniente Norte, Concepción Sánchez.

En la parcela de 7.000 metros cuadrados habilitada como huerto se realizaron las actuaciones pertinentes para garantizar el suministro de agua y todo lo necesario para el desarrollo de la iniciativa, según explica IU, que lamenta que en la actualidad se encuentra “abandonada y sucia y supone un problema de seguridad y salubridad”.

El grupo recuerda que, además de ser un punto verde, tan necesario en una ciudad que tiene que seguir adaptándose al cambio climático, los huertos urbanos son una herramienta clave para la educación ambiental y el fomento de una alimentación saludable y sostenible". Se trata, por lo tanto, "de una línea en la que el actual gobierno de PP y Cs deben seguir insistiendo en lugar de condenar al olvido el proyecto”, concluye.