El alcalde de Córdoba, José María Bellido (PP), y la primera teniente de alcalde, Isabel Albás, han hecho hoy el balance del curso político y especialmente de la gestión realizada desde que finalizó el estado de alarma, un mes y medio en el que, según el primer edil “nos hemos dejado la piel” para que el 2020 no fuera “un año en blanco” por la paralización que hubo durante los meses de confinamiento.

Bellido ha hecho un recorrido por los proyectos que han sacado adelante en este tiempo y ha hecho especial hincapié en dos: la construcción de un centro de tratamiento a pacientes oncológicos mediante protonterapia, iniciativa pionera que prevé impulsar la empresa Mevion y que supondrá una inversión de 46 millones de euros, y la aprobación inicial para la innovación del Plan Especial del Centro de Transportes Intermodal de Mercancías que ya permite la compra de parcelas.

El alcalde, tras repasar varias docenas de proyectos, ha subrayado que “el reto que nos pusimos” con la llegada de la llamada nueva normalidad fue “acelerar, reactivar, la economía local y los proyectos del Ayuntamiento, puesto que había riesgo de que “prácticamente perdiéramos un curso económico” y “un año de desarrollo social si no empezábamos a trabajar pronto”.

Con todo ese trabajo ha dado como resultado, según Bellido, que se han sacado adelante “más de una medida por día” en el último mes y medio, y que ese “ritmo de trabajo inusitado” era necesario “porque no podíamos caer como ciudad o como gobierno en la apatía después de la pandemia”.

El primer edil explicó que los proyectos aprobados se han estructurado en cuatro bloques, que se corresponden con el Plan de Choque aprobado y que pasan por las medidas sociales, medidas financieras, actuaciones para el impulso de la economía local e inversiones.

Entre los proyectos ha mencionado el haber conseguido la cesión del estadio de San Eulogio, el convenio para rebajar los precios de los billetes del Metrotren firmado esta semana con Renfe, firma de préstamos para desbloquear la inversión o el desbloqueo de un gran paquete para que Infraestructuras lleve a cabo la remodelación de 25 calles.

Por su parte la primera teniente de alcalde, Isabel Albás, subrayó que con la nueva situación que ha provocado la pandemia las prioridades del equipo de gobierno municipal han cambiado, por lo que ahora se centran en el “rescate a las personas” y en la “reactivación económica”.

En este sentido ha agradecido a todas las delegaciones y a los trabajadores municipales la gestión realizada en este tiempo, así como a distintos agentes sociales y económicos que han permitido, por ejemplo, la colaboración con CECO para reactivar el sector turístico.