"Ha sido horrible, una pesadilla, pero la gente mantuvo la calma, permaneció en sus pisos y no ha habido que lamentar daños personales". Así lo ha manifestado este martes el presidente de la comunidad de vecinos del edificio de Gran Capitán, 25, Francisco Nevado, tras el incendio ocurrido este lunes por la tarde en el que tuvieron que ser desalojadas unas 11 personas -según él, aunque el Ayuntamiento dice que 15- que en esos momentos se encontraban en el inmueble.

El edificio permanece precintado por la Policía Local y la Científica investiga las causas del siniestro. Nevado cree que la virulencia del fuego, que se originó en el cuadro eléctrico del portal, pese a que "había sido renovado hace poco tiempo", se debe al material altamente inflamable de la entrada al edificio, el cual fue remodelado hace 15 años por un empresario de restauración de la zona que "quitó el mármol y piedra que tenía y lo forró de arriba a abajo de un material de cartón piedra", sin que los vecinos, "por lo general gente muy mayor, interviniera mucho".

El presidente de la comunidad, que vive en este edificio junto a su madre, de 80 años, y un hermano, estaba trabajando y cuando llegó sobre las 16.00 se encontró con la avenida de Gran Capitán acordonada. "Es una sensación insufrible cuando ves las llamas y veo a mi madre y hermano en el balcón sin poder salir". Explica que el rescate fue complicado, pero que "la gente mantuvo la calma, se quedaron en sus pisos, por donde entraba ya el humo por abajo, y los fueron rescatando uno a uno". Nevado pudo volver sobre las diez de la noche a recoger algunas pertenencias "y aquello era dantesco, todo ennegrecido, sin luz ni agua y las zonas comunes impracticables, con algunas puertas de los pisos tirados abajo". En su opinión, "pueden pasar meses hasta que podamos volver".

Todos los vecinos se han alojado con familiares, salvo cuatro que pidieron realojo al Ayuntamiento. Según informa el hospital Reina Sofía, el 061 trasladó hasta el centro a una menor y diez adultos, por inhalación de humo, que fueron dados de alta.