La próxima semana está previsto que arranquen las obras del nuevo búnker y ampliación del Área de Tratamiento de Oncología Radioterápica del Hospital Provincial, centro perteneciente al hospital Reina Sofía. Ya se ha visto allí esta semana los primeros topógrafos para tomar las medidas del solar.

Este búnker acogerá el tercer acelerador lineal de electrones donado por la fundación Amancio Ortega al hospital Reina Sofía, que permitirá atender a entre 400 y 500 pacientes cada año.

La empresa Obras de Mancha Real llevará a cabo la obra, cuya plazo de ejecución está estimada en diez meses. El presupuesto fijado es de 1.724.321,86 millones de euros.

El nuevo acelerador empleará una tecnología moderna, que proporcionará máxima precisión durante la administración del tratamiento a pacientes con determinadas indicaciones.

La construcción de este búnker persigue la instalación de un cuarto acelerador lineal, que se unirá a otros tres equipos (dos de ellos donados también por la fundación Amancio Ortega y un tercero que ya poseía el hospital) que están en funcionamiento en la actualidad en el Reina Sofía, con el propósito de que esta infraestructura y la tecnología que va a albergar pueda dar servicio a los pacientes a partir del mes de abril del próximo año.

La puesta en marcha de este búnker permitirá incrementar la capacidad de tratamiento radioterápico actualmente disponible, algo necesario teniendo en cuenta el incremento de la demanda de pacientes que necesitan ese tipo de asistencia.