Juan Jesús Sánchez Henz regenta el quiosco de la avenida Manolete (esquina a plaza del Zoco) desde el año 2014, tras la jubilación del dueño anterior, con el que trabajaba como auxiliar.

-¿Cómo está viviendo el estado de alarma desde su quiosco?

--Con un poco de preocupación al estar expuesto a que alguien que no sepa que está contagiado te compre y te pueda pegar el virus. Pero relativamente bien.

-¿Por qué cree que es fundamental el servicio del quiosquero?

-Porque el periódico diario es un servicio de información veraz. De hecho, los quiosqueros aguantamos el tipo.

-¿Qué papel juega Diario CÓRDOBA entre las distintas cabeceras que ofrece en su quiosco?

-Por historia y volumen de venta es el periódico principal de la capital. Por tanto, juega un papel de difusión clave.

-¿Se porta bien el barrio durante el confinamiento?

-Salvo alguna excepción, la inmensa mayoría, sí. Tengo una frutería frente al quiosco y la gente se comporta bastante bien, guardando la distancia de seguridad y protegiéndose tanto dentro como fuera. No obstante, la bajada del paso de gente ha sido brutal y se queda casi desierta.