La entrega de comida a domicilio organizada por el área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Córdoba para atender las necesidades básicas de los más vulnerables en el actual estado de confinamiento por coronavirus empezará el próximo lunes, pero no será uniforme. Cada una de las cinco entidades conveniadas para este reparto (el convenio con Cruz Roja y Acisgru aún se está perfilando, según las fuentes consultadas) tendrá un número concreto de familias asignadas en distintas localizaciones de la ciudad y hará llegar la comida en formatos diferentes. En total, según anunció el Ayuntamiento, se atenderá a unos 780 hogares aunque los Servicios Sociales Comunitarios siguen recibiendo llamadas de familias en situación de emergencia social, por lo que no se descarta que la cifra aumente en los próximos días.

Mientras Cáritas y Cruz Roja surtirán de vales para hacer la compra en el supermercado a sus beneficiarios con el fin de reducir el movimiento de personas en el actual estado de alarma, San Juan de Dios entregará cestas de alimentos, Acisgru se adaptará a las necesidades de los beneficiarios y Fepamic, packs con menús de desayuno, almuerzo y cena preparados. El perfil de los usuarios destinatarios de estas ayudas temporales es el de personas pertenecientes a colectivos vulnerables antes de esta crisis sanitaria, que sobreviven con ingresos precarios a los que ahora no tienen acceso, familias que se han visto abocadas al paro en esta coyuntura y sin ingresos por el cierre de sus empresas. Este servicio funcionará mientras el Ayuntamiento pone en marcha las ayudas de emergencia, cuyo reglamento se está reformando para conseguir que sean más ágiles y lleguen a las familias en un plazo de 15 días y no de dos meses como hasta ahora.

Acisgru tiene asignadas 111 familias a los que se hará llegar la comida según las particularidades de cada asentamiento rumano, explica la entidad. "Ya hemos repartido alguna ayuda con fondos propios, aunque insuficiente y las ayudas institucionales se harán cuando nos ingresen las cantidades subvencionadas, que esperamos que nos lleguen a mediados de la próxima semana". La asociación espera firmar el convenio el lunes, aunque su presidenta insiste en que "sigue haciendo falta la ayuda solidaria de particulares y otros entes como la Iglesia Católica para ayudar a las personas que viven en los asentamientos porque la maquinaria institucional es muy pesada, burocratizada y tarda mucho en echar a andar en estas circunstancias".

San Juan de Dios entregará cestas de comida a partir del martes. El Ayuntamiento financiará la atención a 50 familias y la orden hospitalaria atenderá con fondos propios a otras 50. Cruz Roja prevé entregar con fondos municipales una serie de vales de comida semanales a familias de la capital, aunque de momento, tampoco se ha hecho público el número de beneficiarios ni la fecha en la que empezará el reparto. Estos vales se podrán hacer efectivos en los supermercados conveniados con esta organización social, que ya emplea el mismo método con otros 250 hogares de toda la provincia a los que ayuda con fondos propios.

Cáritas atenderá a 50 familias derivadas por los Servicios Sociales municipales a partir de lunes con vales canjeables. "Este número se añade a los cientos de familias que estamos atendiendo a día de hoy en materia de alimentos desde los Servicios Generales de Cáritas Diocesana y las Cáritas Parroquiales", según ha informado el director de la entidad en Córdoba. Por su parte, Fepamic repartirá 550 packs diarios con desayuno, almuerzo y cena y empezará el reparto el próximo lunes.