Casi sin darnos cuenta ha vuelto a llegar la Cuaresma, un tiempo en el que la Iglesia invita al pueblo fiel a la limosna, la oración y el ayuno como preparación de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor.

Un años más, la liturgia volverá a decirnos aquello de «convertíos y creer en el Evangelio». Fórmula que el sacerdote dice cuando deposita la ceniza en la cabeza o en la frente, como ocurrirá hoy en la Catedral a las 9.30 horas, donde el obispo, junto al Cabildo Catedral, celebrará la misa e imposición de la ceniza.

Este rito se repetirá a lo largo de la jornada en todas las parroquias de la diócesis. Asimismo, con el Miércoles de Ceniza llegan algunas citas clásicas en la cuaresma cordobesa como el Vía Crucis de Nuestro Padre Jesús de las Penas, titular de la hermandad de la Esperanza, que partirá desde la parroquia de San Andrés Apóstol a las 21.00 horas para completar el siguiente recorrido: Hermanos López Diéguez, Enrique Redel, Santa Isabel, Plaza del Rector, Zarco, Rejas de Don Gome, Plaza de las Beatillas, Ocaña, Isaac Peral, Realejo y entrada en su templo alrededor de las 23.00 horas.

El obispo impone la ceniza en la Catedral. SÁNCHEZ MORENO

Algo más íntimo, en el interior de la parroquia de San Antonio de Padua, se rezará el vía crucis a partir de las 20.45 horas, en esta ocasión alrededor de las imagen de Nuestro Padre Jesús Humilde en la Coronación de Espinas.

Esto tan solo será el arranque para lo que queda por venir, es decir, diversos actos que se compaginarán con los cultos de las cofradías, que desde esta misma semana ya llenan de barroquismo los templos. Espectaculares arquitecturas efímeras para honrar a los titulares de las cofradías cordobesas.

Poco días después, concretamente el primer sábado de la Cuaresma, Nuestro Padre Jesús de la Sentencia presidirá en la Catedral el tradicional Vía Crucis de las hermandades que cada año organiza la Agrupación de Cofradías.

En esta ocasión, la imagen partirá desde San Nicolás a las 17.00 horas, para llegar al primer templo de la diócesis a las 19.00 horas, donde dará comienzo el rezo penitencial.

Otra de las citas de esta Cuaresma será el primer viernes de marzo, que este año caerá en el día seis, donde Jesús Nazareno Rescatado volverá a estar a la veneración de fieles en besapiés.

Asimismo, no hay Cuaresma sin pregones ni exaltaciones, de este modo, en esta nueva cuaresma llegará el pregón del Costalero, del Nazareno, y de la juventud cofrade, un ciclo que concluirá con el oficial de la Semana Santa, que este año lo ofrecerá en el Gran Teatro Rafael Fernández Criado.

Luego, llegará el Viernes de Dolores, las vísperas y, por fin, la cruz de guía de la Borriquita en las puertas de San Lorenzo, signo inequívoco de que la Semana Santa 2020 ha llegado.