La abogada María Dolores Moreno, en representación de la familia que está impulsando la campaña #LuchemosConMartina, ha emitido un comunicado para hacer constar la “falsedad” de las declaraciones emitidas por la Red de Padres y Madres Solidarios (Remps), en relación a las colaboraciones realizadas con los proyectos de esta iniciativa solidaria. En el comunicado se asegura que la Remps "retiene sin razón" fondos recaudados en los proyectos de #LuchemosConMartina, "perjudicando la continuidad" del proyecto de investigación al que se quería destinar la recaudación.

La letrada apunta que “no podemos permitir que se ponga en duda la causa que originó el movimiento #LuchemosConMartina. La familia está luchando junto con la ayuda de miles de personas, que se están volcando con el proyecto para recaudar fondos con el fin de destinarlos a la investigación de la enfermedad rara Smard-1. Por lo que ante cualquier difamación, injuria o calumnia no dudaremos en exigir las responsabilidades que correspondan a cualquier persona, física o jurídica, que dañe la imagen u honestidad de la familia“.

Esta abogada indica que “las últimas informaciones vertidas en redes sociales y prensa, pretendiendo dañar la imagen de la familia, son fruto de una respuesta equívoca que pretende tergiversar la realidad” ante un requerimiento remitido por el despacho Moreno&Toscano Abogados a la Red de Madres y Padres Solidarios. En dicho requerimiento se les exige a la Remps que comunique todas las cantidades recaudadas en la causa #LuchemosConMartina para que posteriormente sean entregadas al centro de investigación Dino Ferrari, que se dedica a la investigación de la citada enfermedad Smard-1.

Además, el requerimiento a la red añade que restablezcan "las claves de acceso a la cuenta online, que de forma unilateral les había sido restringidas por parte de la Remps a la familia, sin previo aviso y mala fe, faltando a la transparencia de la que hacen alarde en su comunicado de prensa, con incumplimiento de lo acordado en el acta de reunión del 22 de agosto de este año y retención injustificada de los fondos por parte de Remps, que deberán ser destinados al Centro de Investigación Dino Ferrari, acreditado y elegido por la familia a tal fin".