La Policía Local de Córdoba realizará en la capital, durante la semana del 1 al 7 de octubre, controles de inspección y vigilancia del uso del cinturón de seguridad y sobre la utilización de los sistemas de retención infantil (SRI) en el marco de su adhesión a las campañas de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Así, se vigilará especialmente el uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil, cuya utilización por parte del cien por cien las personas que conducen y viajan en los vehículos es un objetivo prioritario, según recoge la campaña de la DGT, ya que en caso de accidente son "esenciales para que no se produzcan fallecimientos o lesiones que son evitables gracias a dichos dispositivos".

El teniente de alcalde de Presidencia y Seguridad Ciudadana, Emilio Aumente, ha apuntado en un comunicado que "la información y las campañas preventivas de control son indispensables para continuar mejorando los positivos datos de cumplimiento que registra la capital cordobesa", ya que "algo más del 98 por ciento de los vehículos controlados en la última campaña de especial vigilancia cumplía la normativa respecto al cinturón, una cifra que llegaba al cien por cien para los SRI".

"El objetivo es que todo el mundo cumpla la normativa, sea cual sea el lugar que se ocupe en el vehículo y la duración del trayecto", ha remarcado Aumente, puesto que "estos sistemas salvan vidas".

Junto a ello, el responsable municipal de Seguridad Ciudadana ha valorado la adhesión a las campañas de la DGT por parte de la Policía Local de Córdoba, dado que "la colaboración significa ser más eficaces en cuestiones tan relevantes como la prevención de los accidentes de tráfico y la cultura de la seguridad vial".

En los últimos años, según datos de la DGT y consultados por el Ayuntamiento de Córdoba, "se ha observado una tendencia estable del 25 por ciento de víctimas mortales en accidente de tráfico que no hacían uso del cinturón o SRI respecto al total registrado".

Por ello, la campaña especial que se desarrolla esta semana comprobará que los ocupantes de los vehículos llevan correctamente abrochado el cinturón de seguridad, poniendo especial énfasis en los menores y que estos vayan perfectamente anclados en su silla correspondiente.

Asimismo, ha agregado que "el recorrido del cinturón de seguridad o del arnés nunca debe ir por encima del cuello" y ha insistido en que "debe ajustarse lo más bajo posible sobre las caderas y sin holguras".

CINTURÓN DE SEGURIDAD

Sobre el uso correcto del cinturón de seguridad, ha destacado que este sistema reduce las lesiones cerebrales en un 33 por ciento en el conductor y en un 56 por ciento en el pasajero; las fracturas craneales en un 18 por ciento (conductor y pasajero), las lesiones oculares, 38 por ciento, en el conductor, y 40 por ciento, en el pasajero; y las heridas faciales en un 45 por ciento y un 64 por ciento en el conductor y pasajero, respectivamente.

La DGT ha resaltado que "el uso de sistemas de retención homologados, cinturón de seguridad y SRI, se ha venido demostrando como el sistema de seguridad vial más sencillo, rentable y eficaz, en todo tipo de vías y trayectos".

Así, uno de los objetivos de la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 es "lograr que ningún niño pierda la vida por no ir correctamente sentado en una silla adecuada para su peso y talla".

Acerca de los sistemas de retención infantil, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha recordado que "no se debe de bajar la guardia en los trayectos cortos y que en los traslados de casa al colegio es donde se acumulan el mayor número de conductas de riesgo".

"Lo más relevante es que si se utilizan adecuadamente los sistemas de retención infantil (SRI), se ayuda a reducir hasta en un 75 por ciento las lesiones en caso de accidente", ha remarcado.

También ha añadido que la silla siempre tiene que estar homologada, para lo que se debe buscar la etiqueta con la E que indicará para qué vehículos es válida y el peso de los niños que pueden utilizarla. Se debe comprobar de ésta se adapta perfectamente al asiento del automóvil y a los cinturones de seguridad, y conviene solicitar que se expliquen las instrucciones de instalación y que éstas sean sencillas, ha precisado.