Uno de los trenes de cercanías que cubren actualmente el recorrido entre la estación de Córdoba y el Campus de Rabanales amaneció con estos llamativos grafitis el lunes pasado. Probablemente, los autores de estas pintadas aprovecharían la noche para decorar varios de los vagones del cercanías, que es protagonista estos días de la actualidad informativa cordobesa. Renfe tiene subcontratada una empresa para la limpieza de grafitis en los trenes, todo un clásico que cuesta una elevada suma al operador ferroviario cada año.