«Tú eres el ángel de muchos», con este mensaje Cáritas ha lanzado, aprovechando «la sensibilización del periodo navideño», una campaña de captación de socios que busca, según informaron la directora de la entidad en Córdoba, María Dolores Vallecillo, y el secretario general de Cáritas, Salvador Ruiz, «fidelizar a las personas que colaboran con Cáritas, que aportan donativos, a veces muy importantes, pero no de una forma constante, y llegar a los más jóvenes, ya que la mayoría de nuestros socios son personas mayores». Actualmente, Cáritas cuenta en Córdoba con alrededor de 900 socios y más de 1.700 voluntarios.

Para convencer a los dudosos, la entidad ha recordado en qué consiste su labor de ayuda a los necesitados y de impulso al empleo, desarrollada principalmente «gracias a las aportaciones privadas», recordó Ruiz, que adelantó algunos de los datos que se recogerán en la memoria del 2016. En materia de empleo, en lo que va de año, Cáritas ha cerrado más de 180 contratos, «la mayoría personas en situación de exclusión social». En concreto, unas 50 personas han logrado un empleo como auxiliares en tareas de ayuda a domicilio a mayores y discapacitados, a lo que se suman las contrataciones realizadas por la empresa Solemccor, más de un centenar cada año.

Solemccor, que empezó gestionando la recogida de papel y cartón, ha diversificado su actuación buscando nuevos nichos de empleo, y ahora ofrece servicios de destrucción de documentos, limpieza de edificios, recogida de aceite usado, gestión de los ecoparques, taller de costura y, desde hace un año, también abarca la formación y el empleo en hostelería a través del primer restaurante de España de Cáritas, llamado Tabgha y situado en Ronda de Tejares.

Ruiz explicó que desde que se abrió el restaurante, hace ahora dos años, 40 personas se han formado en la cocina y en atención de mesas «gracias a la colaboración con otros restaurantes», de las cuales 20 han sido contratadas por un periodo de entre tres meses y un año, la mayoría jóvenes en riesgo de exclusión. «El objetivo es ofrecer formación, dignificar el trabajo de estas personas, equiparable al de profesionales del sector, y favorecer la inclusión laboral». Hasta la fecha, el restaurante, que ha servido de modelo a otras Cáritas de España, ha tenido una gran acogida por los cordobeses. De cara a la Navidad, apenas quedan huecos libres que reservar y ya hay fecha para algunas celebraciones en la primavera. El servicio de información de empleo ha ofrecido también orientación sociolaboral a unas 600 personas. Además, Cáritas ha atendido, según indicó Vallecillo, a 1.500 personas en el economato de Las Margaritas y en torno a mil personas sin hogar a través de su casa de acogida, pisos de reclusos, casa San Pablo y atención directa en la calle.

Pese a haber cerrado su bolsa de empleo, «porque generaba demasiadas expectativas y nuestra capacidad de contratación es muy pequeña», según Ruiz, el fomento del empleo parece ser uno de los principales retos de Cáritas. De hecho, la institución, que próximamente contará con recogedores de cartón y papel en bicicleta, está trabajando también en un nuevo proyecto textil a gran escala y a largo plazo enfocado a la venta de ropa usada.