El comité provincial del Sindicato Unificado de Policía de Córdoba (SUP), mayoritario en la Policía Nacional, a través de una nota, denuncia la situación en la que se encuentran varios de los funcionarios de la comisaría provincial. El sindicato recuerda que viene reclamando desde hace tiempo una regulación de forma protocolaria del uso del módulo penitenciario que se halla ubicado en la primera planta del Hospital Provincial. «Y es que tiempo atrás parece que esas dependencias no se pudieron usar, desconociendo el motivo o interés» por la no utilización del módulo, señala.

El sindicato asegura que ha mantenido conversaciones con los mandos policiales, «los cuales nos trasladan su intención de firmar este protocolo con las autoridades sanitarias, pero el tiempo pasa y no se termina de firmar».

Según el SUP, el uso de estas instalaciones «ayudaría en el aspecto de la escasez de personal que sufre actualmente la Comisaría Provincial de Córdoba». La no utilización de este módulo genera, según el SUP, «multitud de problemas tanto para el paciente, como para los funcionarios sanitarios y policiales».

El SUP explica que esta misma semana un interno de la prisión ha sido ingresado en una planta del hospital Reina Sofía. «Al estar ingresado en una habitación de uso normal, los funcionarios policiales se ven obligados a prestar su servicio sentados en el pasillo de esta habitación, teniendo que asegurar de alguna forma la custodia del interno», afirma el sindicato. Esto genera, añade, «falta de privacidad del paciente», y «falta de seguridad para los funcionarios policiales», que se ven «en mitad o final de un pasillo sin poder controlar el acceso a ese ala hospitalaria».

El SUP reclama que se usen todos los medios para poner, «por parte de la administración, ese pequeño grano de arena que pueda minimizar los riesgos de los funcionarios policiales, así como de los sanitarios, los internos e incluso del resto de pacientes» y prevenir posibles desgracias. H