Ayer empezaron para muchos las vacaciones y con ellas arrancó la operación salida de agosto, en la que se prevé que se produzcan alrededor de 138.000 desplazamientos de largo recorrido por las carreteras cordobesas, tanto de los que se van como de los que vuelven a casa. El dispositivo especial de vigilancia que se prolongará hasta el próximo lunes, se puso en marcha ayer a las 15 horas con las carreteras de la provincia libres de puntos negros (aquellos que Tráfico investiga porque en un mismo tramo de cien metros se producen más de tres accidentes en un año, frente a los diez que existían el año pasado por estas fechas) y sin ninguna zona señalada como especialmente conflictiva, según fuentes de la DGT. Tampoco existen obras en fase de ejecución que haya que tener en cuenta.

A lo que sí hay que estar alerta es a no cometer infracciones si el objetivo es disfrutar del descanso sin consecuencias para la salud ni para el bolsillo. 42 radares controlan la velocidad de los vehículos que circulan en el conjunto de carreteras cordobesas, 12 fijos y el resto móviles (ver gráfico), a los que se unen 14 cámaras de vigilancia que se encargan de vigilar otro tipo de infracciones como el uso indebido del móvil, si la ITV está al día, el no llevar el cinturón de seguridad y otro tipo de distracciones al volante (como pintarse los labios, encender un cigarrillo o comer un bocadillo mientras se conduce) que pueden poner en peligro al conductor y demás acompañantes y que son motivo de infracción. Estas 14 cámaras de vigilancia, que inmortalizan en fotos cualquier tipo de infracción, se encuentran situadas en la A-4, en los puntos kilométricos 352,2; 352,8; 384,0; 399,1; 401,8; 403,6; 405,3; 406,3; 408,6; 410,6; 412,1; 414,1; 416,4 y 417,4. Además de eso, un helicóptero Pegasus vigilará la zona de Andalucía Occidental y agentes de la Guardia Civil circularán con un nuevo sistema de cámaras incorporadas a las motos para grabar actuaciones indebidas de los conductores. Hasta 60 se han repartido en toda España. Para evitar sorpresas, conviene cumplir las normas a rajatabla.

La Dirección General de Tráfico reiteró ayer su llamamiento a la prevención y prudencia en carretera recordando normas básicas a tener en cuenta como poner el vehículo a punto antes de partir de viaje, planificar la ruta, descansar suficientemente antes de salir, evitar la ingesta de alcohol y medicamentos que produzcan soñolencia, ponerse el cinturón de seguridad, llevar bebidas frescas y vestir ropa cómoda y zapatos ligeros o, con este tiempo, utilizar gafas de sol. H