El área de Infraestructuras del Ayuntamiento ha tramitado por vía de urgencia las obras incluidas en el proyecto 'Mi barrio es Córdoba' con el objetivo de que se reduzca al máximo el plazo de adjudicación de las actuaciones, que de manera "inminente" se publicarán el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). Así lo ha indicado la delegada de Infraestructuras, Amparo Pernichi (IU), quien ha animado a las empresas cordobesas, haciendo hincapié en las de economía social, para que se presenten al proceso de adjudicación de las intervenciones. En el pliego de condiciones se incluyen cláusulas sociales que afectan sobre todo a la contratación de personas en exclusión social. Con esta agilización del procedimiento, el equipo de gobierno pretende acortar plazos para que las obras incluidas en el convenio con el Gobierno puedan acabarse, como es necesario, a finales de año si no se quiere perder la inversión, que asciende a 2,5 millones de euros. De hecho, en días pasados, el grupo municipal popular ya alertó de que la falta de impulso al proyecto de obras podría dar al traste con este presupuesto. Pernichi ha asegurado que el propósito es acabar las actuaciones en este año, aunque no se ha aventurado a dar una fecha de inicio de las diversas intervenciones.

Para intentar paliar las molestias que las obras pudieran ocasionar a los vecinos, el Ayuntamiento ha puesto el foco en los aparcamientos y va a habilitar tres espacios municipales para que los residentes en las zonas afectadas puedan estacionar sus vehículos con facilidad. Se trata del descampado de la Asomadilla y el que se sitúa al lado de Renfe, así como la zona terriza que hay en frente de la ermita de los Santos Mártires.

Pernichi ha apuntado que se ha iniciado una fase informativa para que los ciudadanos conozcan el proyecto de obras y ha señalado que, "más pronto que tarde", se va a poner en marcha una página web en la que los vecinos van a poder consultar en cada momento cómo van las obras, el plazo de ejecución o cualquier otro aspecto de interés.