La consejera de Servicios Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez, ha dicho hoy que las políticas de envejecimiento activo pretenden que los mayores permanezcan el mayor tiempo posible en sus casas, por lo que se va a ampliar la actual "teleasistencia" el próximo año.

En su visita al centro de participación activa de personas mayores "Fuensanta-Cañero" de Córdoba, Sánchez ha declarado que la "teleasistencia avanzada" se pondrá en marcha a partir del próximo año para ampliar los actuales servicios de asistencia domiciliaria por teléfono ofreciendo control a los mayores tanto dentro como fuera de sus hogares por si sufren alguna caída o tiene alguna necesidad urgente.

"Se trata de los mayores se sientan más seguros" y puedan permanecer "el mayor tiempo posible en sus hogares" con las garantías de seguridad que necesiten antes de recurrir a otras ayudas cubiertas en los recursos de dependencia autonómicos como la ayuda a domicilio o los centros residenciales "para los casos extremos que lo necesiten", ha subrayado la consejera.

Estas medidas destinadas a las personas con dependencia moderada, que se reactivaron el pasado mes de julio desde que se paralizaran en 2012, han incorporado ya a 16.700 personas, según ha indicado Sánchez, quien las ha valorado como "fundamentales" junto a las actividades tales como baile o música de los centros de mayores adonde acuden más de 700.000 andaluces.

Para la Junta son "fundamentales" los programas de envejecimiento activo porque dan respuesta a la situación "complicada" por la que pasan los jubilados que dejan su trabajo después de años y se enfrentan a situaciones como soledad ya que permiten la convivencia y seguir siendo una parte activa de la sociedad.

Así, según la consejera, estas actividades "evitan que las personas puedan acabar quedándose en su domicilio con situaciones de desánimo y de dependencia y además les proporcionan toda la información sobre los diferentes servicios de envejecimiento activo de los que pueden beneficiarse.

Solo en la provincia de Córdoba hay 58.000 personas asociadas en los centros de mayores, la mayoría de los cuáles se benefician de la tarjeta 65 y más con la que obtienen descuentos en viajes y algunos otros servicios.

Además, la consejera ha valorado que en el centro "Fuensanta-Cañero" que ha visitado haya una mayoría femenina entre sus asociados, que esta mañana han tenido un taller de música.