Con los termómetros marcando ya temperaturas propias del otoño, los patios incluidos en la ruta del Alcázar Viejo volverán hoy a abrir sus puertas al público tras un verano devastador. Así lo califican los propietarios de los recintos de la zona, que han llegado a perder debido al intenso y continuado calor de los pasados meses de julio y agosto plantas que conservaban desde hace una década. Según Luis Guillermo Alba, portavoz de la empresa responsable de la ruta, para recuperar el aspecto verde y lozano de los recintos ha sido necesario reponer más de mil macetas "entre los seis patios que se incluyen en el recorrido y las que se colocan para decorar las calles del barrio".

Uno de los principales atractivos de esta temporada, según Alba, es la reapertura de San Basilio 40 tras la intervención realizada durante el verano por sus propietarios para recuperar parte del recinto, principalmente "la antigua cocina comunitaria, el suelo empedrado y el pozo", detalló su propietaria. Este recinto, habitado hasta el momento por una familia, se incorporó a la ruta el pasado año, antes de la rehabilitación de esta casa con más de 350 años y en la que aún quedan zonas por restaurar. Araceli López, propietaria de esta casa, trabajaba ayer ultimando detalles del patio antes de recibir las primeras visitas. "Ahora mismo están preciosos aunque tengan poca flor, pero el verano ha sido horrible, parecía que quemaban las plantas con soplete", asegura.

PRESENTACION OFICIAL El próximo día 22 tendrá lugar la presentación oficial de la ruta, que este año ofrecerá un programa educativo organizado de forma conjunta con la empresa Córdoba Viva de Turismo Activo y el restaurante Puerta Sevilla. Según el portavoz de la ruta, la visita de los centros escolares se institucionalizará con un programa formativo más ambicioso. De esta forma, los colegios que acudan a la visita dispondrán de monitores y animadores culturales que les ofrecerán distintas opciones entre las que los centros podrán elegir. Así, tendrán la posibilidad de visitas teatralizadas e interactivas, en las que charlarán, por ejemplo, con un biólogo sobre las plantas y después podrán desde elaborar una pintura en el patio a trasplantar una maceta, elaborar un jabón o un perfume al estilo tradicional... La ruta también ha diseñado una serie de actividades y talleres culturales para los más mayores.

El precio de la visita es de 6 euros por persona, 5 si son grupos (a partir de 25 personas) y gratis para niños menores de 12 años. La peculiaridad de esta ruta, para la que hay reservas cerradas desde el pasado mes de agosto, según Luis Guillermo Alba, es que el pase incluye seis tickets independientes para las seis casas que no caducan y que te permiten diseñar tu propio recorrido. "Eso da mucha libertad a los que vienen porque saben que no tienen que andar con prisas y que pueden comprar un ticket un fin de semana, ver dos o tres patios, y volver dentro de un mes y continuar la ruta con el resto", explica. La visita, en este caso, no es guiada, lo que permite a los visitantes dedicar el tiempo que quieran a cada recinto. "No hace falta seguir a una persona, sino que pueden entrar en una casa, sentarse tranquilamente con el propietario sin prisas, charlar sobre las plantas o, si llegan a un patio y ven que hay mucha gente en ese momento, pueden irse a otro de la ruta para volver después". La temporada de otoño empieza hoy y se extenderá hasta el 14 de diciembre, ya que la mayoría de los recintos participan en la actividad Navidad en los Patios.