La Fundación Adecco ha informado de que la contratación a personas en riesgo de exclusión social en Andalucía ha crecido un 19% durante el primer semestre del 2015, de acuerdo a los 475 empleos que ha generado para este colectivo, frente a los 403 del año pasado. En esta línea, explica que las personas que encontraron empleo tenían certificado de discapacidad en un 44% de los casos, otro 24% estaba en una grave situación económica ("muchos han perdido su vivienda o están en riesgo de hacerlo", aclara), un 17% es mayor de 45 años y parado de larga duración, un 7% son mujeres con responsabilidades familiares no compartidas y casi un 5% era víctima de violencia de género. También señala que un 60% de las personas integradas fueron mujeres y un 35%, hombres, y el nivel formativo predominante ha sido el de estudios elementales (37%), como el certificado de escolaridad o la ESO. La mayoría encontró una ocupación en la Hostelería (28%).