Las altas temperaturas se apreciaban ayer solo con pasear por la calle o abrir las ventanas, y los termómetros también lo confirmaron. Córdoba registró una mínima de 25,6 grados centígrados a las 8.00 horas de la mañana, con la salvedad de que una hora antes, el termómetro todavía se encontraba en 26,7 grados. Esto supuso un aumento de casi cuatro grados respecto al día anterior (a las 7.00 horas), y convirtió la última madrugada en la noche más calurosa del año, según los datos que se han publicado hasta el momento. La ciudad no bajó de los 31 grados centígrados hasta las 5.00 horas de la madrugada, cuando se registraron 28,9.

De este modo, el calor se mantuvo muy por encima del umbral del sueño, que ronda los 20 grados según informaron desde la Agencia Estatal de Meteorología. El incremento de temperaturas fue muy significativo si se tiene en cuenta que, a excepción del jueves, que llegaron a 22,8 grados, en los días anteriores las mínimas no superaron los veinte grados centígrados.

Por otro lado, Córdoba fue ayer la segunda ciudad española con una temperatura máxima más elevada, al anotar 40,7 grados a las 16.50 horas, una décima por debajo de Sevilla. En el día de hoy, la máxima alcanzará los 37 grados y la mínima, 23 grados, lo que supondría un respiro en la ola de calor que persiste desde hace días. A pesar de esto, sigue activada la alerta amarilla en la campiña por el riesgo de llegar a 38 grados y esta se extenderá hasta mañana. A partir del lunes, se espera que la ciudad vuelva a superar los 40 grados.

TRABAJADORES En cuanto a los efectos que el calor tiene en la salud de los trabajadores, los sindicatos alertan de algunos incumplimientos de las jornadas intensivas y de la necesidad de evitar la exposición a las altas temperaturas. En esta línea, el secretario de Acción Sindical, Salud y Medioambiente laboral de UGT, Jaime Sarmiento, recordó ayer que este sindicato ha interpuesto tres denuncias en el mes de julio por incumplimiento de la normativa y señaló el golpe de calor y los accidentes (causados, por ejemplo, por un desmayo) como algunos de los perjuicios que sufren quienes se encuentran en el tajo debido a las altas temperaturas.

Sarmiento apuntó que existe "un alto grado de cumplimiento" de las medidas para prevenir estos problemas, que son específicas en convenios como el de la construcción, aunque "es una pena que organismos públicos tengan contratas o subcontratas que estén incumpliendo la jornada intensiva", aclaró citando como ejemplo "la Ciudad de la Justicia".

De otro lado, Teresa Juanico, secretaria general del Sindicato de Sanidad de CCOO, recordó que "hay empresas que no cumplen lo que marca el convenio" e hizo hincapié en que a partir de las 13.00 horas y hasta las 20.00 horas de la tarde, "cuanto menos tiempo en la calle, mejor", una recomendación que extendió también a quienes realizan deporte al aire libre.