UGT y CCOO defendieron ayer el derecho de convocar una huelga para el día 13 en el Ayuntamiento de Córdoba ante las privatizaciones que considera está impulsando el gobierno del PP y los recortes. Durante la presentación de la manifestación del Primero de Mayo, las dos organizaciones se mostraron muy críticas con el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, y defendieron la convocatoria al considerar que se está utilizando la crisis económica para privatizar empresas y servicios públicos. "No parece lógico que 20 días antes de las elecciones se anuncien privatizaciones de servicios", afirmó la secretaria provincial de UGT, Isabel Araque. En este sentido, el secretario provincial de CCOO, Rafael Rodríguez, rechazó las palabras de Nieto, que dijo que la convocatoria es "partidista". Rodríguez puntualizó que no se convoca sobre "mentiras". "A lo mejor el embustero es él, que se comprometió a una cosa en campaña y no lo ha cumplido", añadió. En su argumentario con motivo de la manifestación del Primero de Mayo, Rodríguez recordó a los cordobeses que "pueden cambiar las políticas que se están haciendo en las urnas". "Se deben atender a las personas que peor están y se debe cambiar las políticas de recortes y austeridad que hacen que tantas personas lo pasen mal", añadió el responsable de CCOO en Córdoba.

Por su parte, la secretaria provincial de UGT recordó que el primer trimestre se cerró con 111.800 parados en Córdoba, lo que supone 2.600 más que en el mismo periodo del 2011. "La reforma laboral ha provocado más paro, que el 42% de los desempleados no perciban ninguna prestación económica y que el 97% de los contratos sean temporales", afirmó Isabel Araque.

La manifestación del Primero de Mayo saldrá mañana, a las 11.30 horas, desde la glorieta de la Media Luna (final de República Argentina). Este año ha sido convocada bajo el lema de Así no salimos de la crisis .