Un total de 48 miembros de la Policía Nacional, Local, Ejército, Guardia Civil e Instituciones Penitenciarias participaron ayer en una jornada sobre la lucha contra los delitos de odio y discriminación, en concretos los debidos a la orientación sexual de las víctimas. A lo largo del día se ha actualizado el protocolo de actuación para estos casos.

La comisaría expone en una nota que con esta iniciativa "la Policía Nacional ha querido hacer patente que evoluciona a la par que lo hace la sociedad a la que sirve". Gonzalo Serrano, de la federación Arco Iris, señaló a este diario que de los 1.143 delitos de discriminación registrados en todo el país en el 2013, en 435 de ellos "la causa era por orientación sexual".