La Diputación de Córdoba ha culminado ya las obras de construcción de un acerado peatonal en la CO-3104, que conecta la barriada periférica de Alcolea, en la capital cordobesa, con las urbanizaciones de El Sol y Encinares, una actuación que ha supuesto una inversión cercana a los 182.000 euros y que ha sido visitada este miércoles por el delegado de Infraestructuras y Cooperación Municipal, Andrés Lorite, y su homóloga en el Ayuntamiento de Córdoba, Laura Ruiz.

El también portavoz del gobierno provincial ha explicado que "era una reivindicación y una necesidad, desde hace muchas décadas, por parte de los vecinos de estas urbanizaciones, que reclamaban más seguridad vial con la construcción de un acerado peatonal".

En este sentido, ha resaltado que "hoy culminamos con éxito una actuación que resuelve la situación que venían padeciendo, a efectos de movilidad y seguridad, los vecinos que transitan por esta vía competencia de la Diputación, y la completamos con una baranda de protección y un suelo de hormigón estampado".

Asimismo, Lorite se ha comprometido a incluir en el presupuesto de 2015 de la institución provincial la instalación del alumbrado público, para garantizar la seguridad vial de este acceso peatonal a las urbanizaciones. De hecho, según ha recordado, el acerado cuenta ya con la preinstalación eléctrica.

Finalmente, el delegado de Infraestructuras y Cooperación Municipal ha explicado que está pendiente de adjudicación el proyecto para la construcción de un acerado en la CO-3105, que conecta Alcolea con la barriada de Los Ángeles, con un presupuesto de 265.000 euros.

La actuación realizada ha consistido en la ejecución de un acerado de dos metros de ancho en la margen derecha de la carretera, desde su inicio hasta el puente de Los Piconeros, punto en el que se inicia el tramo que está reparando el Ayuntamiento de Córdoba.

Por su parte, la concejala de Infraestructuras del Ayuntamiento de Córdoba, Laura Ruiz, ha explicado que "la comunicación de Encinares y El Sol con Alcolea tiene dos tramos, uno que pertenece a la Diputación y otro al Ayuntamiento, y en medio queda el puente de Los Piconeros, que es competencia de la Junta de Andalucía, por lo tanto no podemos tocarlo".

En este sentido, ha indicado que el segundo tramo, responsabilidad del Ayuntamiento, se ha iniciado ya, "con el fin de hacer más cómodo el trayecto que tienen los vecinos cuando se hace peatonalmente de Encinares a Alcolea". El proyecto recepcionado este miércoles se enmarca en el Programa de Reposición y Mejora de Carreteras Provinciales 2014 de la Diputación.