La asociación Diabéticos del Guadiato es de muy reciente fundación y está integrada por personas afectadas por diabetes de esta comarca cordobesa, sus familiares y cuidadores. Su principal objetivo es intentar prevenir la enfermedad diabética entre la población general de la comarca del Guadiato y ayudar a las personas afectadas por esta patología y a sus familiares y amigos. Para ello, cuentan con el asesoramiento de médicos especialistas en Medicina Interna del hospital de alta resolución Valle del Guadiato, como Antonio Doblas, y las enfermeras gestoras de procesos crónicos Verónica Balseras y Catalina Grijota, así como la estrecha colaboración de los centros de salud de la comarca. En la consulta de enfermería del hospital se había detectado la necesidad de una asociación de este tipo, ya que en la comarca del Guadiato no había ninguna y los pacientes mostraban interés en conocer más de cerca su enfermedad y los cuidados en salud que ésta requiere.

El presidente de este colectivo, Bautista Cordón, señala que Diabéticos del Guadiato ofrece a sus asociados conferencias informativas sobre la enfermedad y sus consecuencias. Inicialmente las reuniones se celebraban en una sala del hospital, cedida al efecto, pero con posterioridad, gracias al Ayuntamiento de Belmez, ya tienen sede en esta localidad. "Es nuestro deseo llegar a todos los centros educativos de la comarca y su profesorado, así como a las demás asociaciones de la comarca y provincias de Andalucía. En esas charlas damos a conocer la enfermedad y sus consecuencias; síntomas de la diabetes en sus distintos tipos; experiencias vividas por la experiencia de los demás diabéticos; utilización de las distintas clases de insulinas y medicamentos, así como acerca del manejo de los distintos medidores de glucosa en sangre o la importancia de una alimentación sana y saludable", indica el presidente de Diabéticos del Guadiato. Cordón añade que "también damos a conocer las propiedades de los alimentos en el organismo. Y la importancia de unos hábitos saludables, como dejar de fumar, no tomar alcohol y hacer ejercicio físico". De momento, esta asociación se está autofinanciando, pero espera contar con la colaboración de la Junta, empresas públicas y privadas, laboratorios farmacéuticos y todos los ayuntamientos de la comarca.

En cuanto al número de diabéticos registrados en la comarca, de los 83.000 habitantes que hay, aproximadamente un 11% padece esta enfermedad, por lo que podría haber en torno a 9.130 afectados. De éstos, un 3% es del tipo 1, y el resto de tipo 2. "Lo más alarmante es que hay muchísimos enfermos con diabetes y no saben que la padecen. En cuanto al perfil más habitual de diabético corresponde, en el caso de los tipo a 1, mayoritariamente a personas de entre 3 y 25 años, y los de tipo 2, a adultos de más de 45 años. Este segundo apartado de afectados estaría integrado fundamentalmente por pacientes que no siguen un régimen de comidas adecuado y no practican ejercicio, lo que eleva su riesgo cardiovascular, el deterioro renal, la falta de sensibilidad en los miembros inferiores y superiores y problemas audiovisuales asociados a esta dolencia", resalta el presidente de Diabéticos del Guadiato. Para frenar y tratar la enfermedad diabética, "demandamos más inversión para investigación, más expertos en educación para la salud y más apoyo a las asociaciones de material didáctico para dar a conocer la enfermedad y sus consecuencias, porque es mejor y más barato prevenir que curar", añade Bautista Cordón.