Los secretarios provinciales de CCOO y UGT, Rafael Rodríguez e Isabel Araque, respectivamente, exigieron ayer al alcalde, José Antonio Nieto, que firme un pacto de empleo municipal que garantice todos los puestos de trabajo que dependen del Consistorio, de sus empresas públicas y organismos autónomos, así como la continuidad de todos los servicios. Ambos dirigentes sindicales se unieron a una concentración de medio centenar de empleados públicos que cortaron durante una media hora la calle Capitulares en un acto en defensa de los servicios públicos. A esta manifestación se unió el representante de la Confederación de Trabajadores de Andalucía (CTA), Francisco Moro.

Rodríguez y Araque señalaron que, el pasado 4 de abril, el alcalde se comprometió en una reunión con ambos sindicalistas a suscribir un acuerdo por empleo municipal y la continuidad de los servicios públicos, pero que al día de ayer no se había firmado ningún pacto ni tenían conocimiento de cuándo se iba a rubricar. Para el secretario de CCOO, esta actitud del regidor local pone de manifiesto "su talante autoritario y poco negociador", y que "solo está dispuesto a imponer sus políticas" sin oír a nadie más. La dirigente de UGT añadió que Nieto "se niega a firmar ese pacto por la viabilidad del empleo y la continuidad de los servicios municipales, empresas y organismos autónomos".

Los dos sindicatos esperan que el alcalde vuelva a reunirse con ellos y concretar ese pacto, ya que, según Rodríguez, de no firmarse se creará más tensión en el Ayuntamiento".