El sector productor y las distintas administraciones siguen reaccionando en apoyo del real decreto que aprobó el viernes el Consejo de Ministros y que exige que los establecimientos de hostelería, restauración y los servicios de catering presenten en envases etiquetados el aceite de oliva que dispensan, además de estar provistos de un sistema de apertura que pierda su integridad tras su primera utilización y que impida su rellenado una vez agotado su contenido original. La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano, defendió ayer esta medida al considerar que "pondrá en el lugar que merecen" los aceites de Andalucía. "No podemos vender un producto sin saber de dónde viene", añadió Serrano, que puso como ejemplo que no se rellenen las botellas de agua mineral en este tipo de establecimientos.

El secretario general de COAG Andalucía, Miguel López, se unió a la medida del Ministerio de Agricultura, aunque exigió que esta decisión se traslade a la Unión Europea (UE) y se retome de nuevo el proyecto para que se prohíba en los países miembros. "La prohibición de rellenar las aceiteras nos permite evitar el fraude y beneficiará a los productores y a los consumidores, además de saber exactamente lo que tomamos en cada momento", manifestó López. En este sentido, consideró que se trata de una medida de excelencia para un producto de excelencia. "Ojalá que Europa adopte esta medida también y no tire marcha atrás como ha hecho, pues entonces está claro que defiende la especulación y no está en mantener el tejido productivo y el empleo", añadió.

El vicepresidente primero de la Diputación, Salvador Fuentes, también se unió a esta iniciativa e instó a que se vuelva a demandar a Bruselas que se prohíban las aceiteras rellenables. "Es una guerra que tenemos que ganar en Europa los países mediterráneos, porque si propiciamos que se rellene esa botellita de aceite estamos pervirtiendo el mercado y estamos propiciando que lo nuestro, los magníficos productos, se venda como lo que no es", señaló Fuentes. Además, hizo una defensa del aceite con denominación de origen y de su comercialización.