El anteproyecto de ley que regula los colegios profesionales "no hay por donde cogerlo" y de ahí que el Consejo General de la Abogacía Española (CGAE) aconseje que "se paralice" o, en su defecto, "que cambie muchísimo".

Carlos Carnicer, presidente del CGAE, expuso el posicionamiento de este colectivo en la apertura de unas jornadas de tesoreros de colegios de abogados que se celebran en Córdoba. Destacó que "lo que le molesta al poder es lo que decimos y lo que denunciamos" y que "se pretende poner una morzada" a la abogacía, entre otras cosas colocando "un comisario político" en las comisiones deontológicas que contempla este texto legal, que contiene "muchísimos defectos".

CIUDAD DE LA JUSTICIA Carnicer estuvo acampañado del decano del Colegio de Abogados de Córdoba, José Luis Garrido, quien se mostró "bastante escéptico" con que la adjudicataria de la Ciudad de la Justicia consiga financiación para el comienzo de las obras, antes del 23 de noviembre, día en que cumple la prórroga que otorgó la Junta de Andalucía.

De otro lado, Garrido vio positivo que el Parlamento haya encomendado al consejero de Justicia, Emilio de Llera, la restauración del servicio de atención penitenciario, suspendido hace un año por falta de fondos.