Los cordobeses, que son conocidos por su solidaridad tanto en donación de sangre como de órganos, también lo son en el terreno de la médula ósea. Ante la petición que hizo el pasado año la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) a todos los centros de transfusión sanguínea de que había que incrementar el número de donantes de médula ósea, esta institución en Córdoba se puso manos a la obra. El Centro Regional de Transfusión Sanguínea en Córdoba (CRTS) ha conseguido registrar hasta mayo 168 donantes nuevos, casi la misma cifra que se contabilizó durante todo el 2012 (178). El objetivo fijado por la ONT para Córdoba es captar 427 donantes nuevos de médula ósea durante todo el presente año y un total de 200.000 en toda España en los próximos cuatro años.

Solo 3 de cada 10 españoles (el 30% de pacientes) que precisan de un trasplante de progenitores hematopoyéticos (médula ósea, sangre periférica o sangre de cordón umbilical) disponen de un donante familiar compatible, de ahí la importancia de incrementar el número de personas que integran el registro de donantes, para tener más opciones de encontrar a alguien inscrito que coincida. En el caso de no existir un donante familiar compatible, la ONT-Redmo (Registro Español de Donantes de Médula Osea) busca un candidato en España o en el resto del mundo.

El director del CRTS, José Luis Gómez Villagrán, explica que "buscamos donantes de médula ósea entre los cordobeses sensibilizados con la donación, en las colectas de sangre y en charlas específicas de la Asociación contra el Cáncer, colectivos de afectados por enfermedades hematopoyéticas, asociaciones de trasplantados, entre otros". Gómez Villagrán precisa que "el hecho de que una persona esté inscrita en el registro de donantes de médula ósea no quiere decir que la vaya a tener que donar algún día. Si eres compatible con algún enfermo te vuelven a lamar para hacerte más pruebas. Sin embargo, el año pasado analizamos en nuestro centro a 13 donantes que podían ser compatibles con el mismo número de enfermos y ninguno tuvo finalmente que donar su médula. Para encontrar a un donante de médula ósea idéntico se necesitan entre 50.000 y 100.000 donantes y hay casos en los que es imposible hallarlo".