Los chaparrones caídos ayer en Córdoba elevan a 184 los litros por metro cuadro acumulados en este mes de marzo. El observatorio meteorológico del aeropuerto informó de que se registraron 14 litros entre las 6.00 y las 18.00 horas del miércoles. Especialmente fuertes fueron los aguaceros que cayeron sobre las 2.45 y las 8.30 horas, que sumaron 9,7 litros por metro cuadrado.

Este acumulado se acerca a los 210 litros que se contabilizaron en marzo de 1962, que tiene el récord. Cabe recordar que la media histórica de precipitaciones es de 85 litros de agua por metro cuadrado.

La inestabilidad es la nota dominante del pronóstico para este Jueves Santo. La Agencia Estatal de Meteorología prevé en la provincia de Córdoba intervalos de nubes, con posibilidad de lluvias débiles, que disminuirá a partir del mediodía. Las temperaturas máximas no registrarán cambios significativos y las míninas van en ligero descenso. El viento será flojo y soplará del oeste.

Por lo que se refiere al resto del país, nn la primera mitad del jueves predominarán las nubes y claros en el sureste peninsular y en el Levante, con lluvias dispersas --que podrían ser persistentes en Galicia y País Vasco-- en el oeste de Andalucía y casi todo el norte peninsular. A partir del mediodía, las lluvias serán generalizadas en toda Castilla León, Galicia, Asturias, Madrid y norte de Cataluña.

Cielos nubosos o muy nubosos y precipitaciones débiles a moderadas aguarán el Viernes Santo en buena parte de la Península, con lluvias más intensas, que podrían ir acompañadas de tormenta, en Galicia, el norte de Extremadura, y el oeste de Castilla y León. Mejor tiempo hará en el Levante y Baleares, con intervalos nubosos con precipitaciones dispersas, e incluso cielos poco nubosos en el sureste.

El sábado las precipitaciones tenderán a disminuir y podrían llegar a ser localmente persistentes en Galicia, inestabilidad que se mantendrá durante el domingo en gran parte del país.