Con apenas 24 horas de diferencia, se han presentado en Córdoba dos proyectos que brindan nuevos atractivos para la ciudad, ya que incrementan su oferta turística y congresual. Por un lado, el bus turístico, un llamativo vehículo rojo de dos plantas que arranca con una ruta panorámica con 17 paradas. Por otro, la reforma del Palacio de Congresos de la calle Torrijos, que ya ha dado sus primeros pasos y permitirá disfrutar a final del 2014 de unas instalaciones renovadas y con más aforo.

PROYECTO DE LA JUNTA

La soclución transitoria

El consejero de Turismo de la Junta, Rafael Rodríguez, ofreció el lunes detalles de la reforma del Palacio de Congresos, una solución transitoria y urgente hasta que se ponga en marcha otro centro de convenciones de mayor envergadura. Las obras costarán 2,6 millones y se harán en dos fases. La primera empezará en junio con la colocación de la cubierta del patio azul, que ya tiene el proyecto básico. Tras esta actuación empezará la ampliación del aforo del salón de actos, que pasará de 540 plazas a 677. Después, a mediados del 2014 se iniciará la segunda fase, que consistirá en la adecuación del patio principal y la rehabilitación de la fachada de la capilla, que será la puerta de entrada. En total, tras esta remodelación, el Palacio de Congresos tendrá una capacidad de 1.200 plazas. Aunque no es la obra con la que Córdoba soñó, los cálculos de la Junta son que la intervención permitirá captar el 95% de los congresos que se realizan en España. Además, no interferirá en otros proyectos, es decir, que el Ayuntamiento puede seguir con sus planes, que ahora mismo son habilitar un centro de congresos en el Parque Joyero.

PLAN MUNICIPAL

Un vacío que se llena en la capital

Córdoba era de las pocas ciudades que carecía de autobús turístico. El vacío se llenó el miércoles con el autobús de City Sightseeing, empresa presente en un centenar de ciudades de todo el mundo a la que el Ayuntamiento ha adjudicado el servicio a cambio de un canon. Tras un recorrido organizado para autoridades y periodistas, el bus turístico ha circulado durante dos días de forma gratuita y, desde el viernes, cuesta 17 euros si el billete es para un día y 21 si es para dos. Los niños pagan entre 10 y 12 euros. El itinerario de estreno se denomina Córdoba panorámica , un paseo de una hora y veinte minutos con paradas en los principales puntos de la ciudad y con posibilidad de contemplar monumentos como el Templo Romano, el Alcázar, la Malmuerta o la Puerta del Puente y su entorno, que se puede hacer entre las 9.30 y las 17.30 horas. Esta primera ruta se completa con otras dos a pie con guías por la Axerquía y por la Judería.

PREVISIONES

Más ofertas en los próximos meses

Este primer recorrido en autobús y los dos itinerarios a pie son los primeros de una lista de ocho proyectos que City Sightseeing irá poniendo en marcha en los próximos meses. La próxima ruta será la Córdoba íntima , que se hará en microbús descapotable, otra novedad para la ciudad. Este vehículo, pionero en España, se adentrará a partir del 4 de abril por el casco histórico para acercar al viajero a la Judería, Santa Marina, las Tendillas, la Calahorra y la Puerta de Sevilla. Este producto se incluirá en el precio de las rutas que ya están en marcha. Entre mayo y junio comenzará laCórdoba nocturna , un paseo similar, aunque un poco más largo, al que se ha estrenado esta semana. El resto de los recorridos previstos son a las Ermitas y la Sierra, al Parque Joyero, que se harán también en microbús, y a Medina Azahara. En total, ocho nuevas propuestas para disfrutar de los atractivos de Córdoba.

REACCIONES

Entre el aplauso y algunas críticas

El estreno de este servicio ha sido bien acogido pero también ha suscitado críticas. La asociación de Agencias de Viajes, Hostecor, Comercio Córdoba y, por supuesto, el Ayuntamiento han aplaudido la iniciativa porque supone una oferta más y cubre una carencia que una ciudad turística como Córdoba no podía permitirse. Dentro de los grupos municipales, IU y PSOE tampoco la han recibido mal pero muestran sus dudas, sobre todo por los precios y porque no tenga la demanda que se espera. Los precios son precisamente el aspecto más criticado por los primeros usuarios que, no obstante, le han dado su apoyo mayoritario. Sus principales detractores son los cocheros, que temen por la competencia que va a suponer, y los taxistas, que se sienten perjudicados. Aún así, cordobeses y turistas disponen de un instrumento más para contemplar el trajín diario de la ciudad y admirar su patrimonio.