El alcalde de Córdoba y presidente de Emacsa, José Antonio Nieto, y la concejal delegada de Familia y Servicios Sociales del Ayuntamiento, María Jesús Botella, han firmado un convenio por el que las dietas de los consejeros de la empresa municipal se destinarán al abono de recibos vencidos de familias sin recursos económicos. De este modo, informa el Ayuntamiento en una nota, las cuantías económicas correspondientes a las dietas a las que han renunciado los consejeros irán para satisfacer a los más necesitados, siendo un total de 15.000 euros la cantidad correspondiente al año 2012.

Para la aplicación de esta medida, Emacsa remitirá el listado de recibos no abonados a la dirección general de Familia y Servicios Sociales, que evaluará la situación económica de las familias afectadas y establecerá el orden de aplicación para la cancelación de la deuda, de acuerdo a una priorización basada en la situación de mayor necesidad de cada deudor. Este acuerdo, añade el comunicado, "es un paso más dentro del conjunto de medidas que se están llevando a cabo por parte del gobierno municipal para conseguir el equilibrio social y la ayuda a las familias más necesitadas".