La agricultura sigue siendo el sector que demanda más trabajadores para desplazarse a otras provincias españolas, tendencia que también se repite entre las demandas que hacen los empresarios cordobeses para que se incorporen empleados de fuera de Córdoba. Los datos de movilidad de los trabajadores correspondientes al 2012 reflejan que los cordobeses firmaron 56.578 contratos en otras provincias españolas, un 2,18% menos que en el 2011. De todos ellos, 27.318 fueron para trabajar en la agricultura, lo que supone el 48,2% del total. En segundo lugar se encuentran las contrataciones en servicios (22.411), seguidas de la construcción (5.230) y la industria (1.619). La mayoría de las contrataciones fueron para trabajadores no cualificados (30.580), mientras que en segundo lugar se situaron los trabajadores de los servicios de restauración, personales, protección y vendedores de comercio (7.644) y los artesanos y trabajadores cualificados de industrias manufactureras, construcción y minería (5.011).

Como es previsible, el cuarto trimestre y el primero son los que concentran mayor número de salidas de trabajadores al coincidir en la agricultura con la recogida de la aceituna, la actividad que genera más empleo en el sector primario. En ambos trimestres la agricultura fue el sector que dio más empleo en otras provincias para los trabajadores cordobeses, mientras que en el segundo y en el tercero trimestre fueron los servicios.

El campo cordobés fue también el que sumó un mayor número de contrataciones de trabajadores de otras provincias. Así, de los 41.276 que se hicieron, 24.148 fueron para actividades en el sector agrario. Detrás se sitúan los servicios (11.988), la construcción (3.843) y la industria (1.297).

La caída del empleo se ha reflejado también en el descenso de la movilidad laboral durante el último ejercicio al frenarse la contratación y firmarse 1.264 contratos menos a los cordobeses que en el 2011. Pese a esto, Córdoba es la segunda provincia andaluza que registró una mayor movilidad de trabajadores tras Sevilla, mientras que Almería fue la que contabilizó menor número. Asimismo, Córdoba es la tercera provincia de la comunidad donde entran más trabajadores.