La Universidad de Córdoba informó ayer de que un total de 43 estudiantes han llegado o salido hacia otros centros españoles con una beca Séneca en el curso 2012--2013. Así, el Gobierno ha confirmado recientemente que el próximo año suspenderá estas ayudas a la movilidad, que han contado con una dotación de 10,2 millones de euros en el presente ejercicio. No obstante, la falta de este apoyo se encuentra detrás del 99% de los rechazos que los estudiantes realizan al programa de movilidad entre universidades, por el que la UCO ha recibido 117 alumnos y ha enviado fuera a 73 en total.