El comité provincial del Sindicato Unificado de Policía (SUP) en Córdoba ha presentado este martes una denuncia en la Fiscalía de Córdoba sobre las supuestas coacciones y amenazas que el responsable de la comisaría local de los municipios de Lucena y Cabra realiza a sus subordinados, "con el objetivo de subir las estadísticas de la comisaría", identificando a ciudadanos "indiscriminadamente".

Así lo han manifestado este martes en una rueda de prensa el secretario general del SUP en Andalucía, Manuel Expósito, y el secretario general del SUP en Córdoba, Eduardo Mohedano, quienes han informado sobre la denuncia, además de un escrito de unos 15 policías, dando cuenta de "la extraordinaria anomalía", en la que el SUP "no puede hacer otra cosa que ponerlo en conocimiento de la Autoridad competente para no ser cómplice de ellos".

En concreto, comentan que el responsable de la comisaría supuestamente exige a los funcionarios que "realicen más identificaciones, detenciones y sanciones" por actas y presuntamente les amenaza, en caso de no conseguirse, "con modificaciones de turnos y cambio de localidad para el desempeño de las funciones policiales".

Ante ello, el sindicato policial solicita una investigación para que se aclaren estos supuestos hechos que están produciendo, a juicio del SUP, "un enorme malestar entre la mayoría de los funcionarios de esa comisaría local".

Igualmente, recuerdan que hay sentencias del Tribunal Supremo (TS) que condenan las identificaciones indiscriminadas, que "lo único que buscan es engordar una estadística policial que trae consigo una molestia constante a los ciudadanos y una lesión a los derechos civiles de los ciudadanos, cuando la función de la Policía es estar más cerca de la ciudadanía y no alejarse cada vez más de ella con estas actuaciones", como puntualizan desde el SUP.